Aunque muchos comercios realizan descuentos previos durante la campaña de Navidad, en las rebajas de invierno se pueden encontrar ofertas muy interesantes. Pero “las gangas” también pueden resultar muy peligrosas, porque el atractivo de los precios puede hacer que compremos cosas que realmente no necesitemos y al final nos gastemos más de la cuenta.

Consejos para comprar en rebajas

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha elaborado un decálogo con las recomendaciones que conviene tener en cuenta antes de salir de compras para no consumir más de lo necesario, aprovechar los buenos precios y, al mismo tiempo, no renunciar a ningún derecho como consumidor.

  • Conviene salir de compras con un lista de lo que realmente se necesita y procurar seguirla.
    Es una buena forma de evitar compras impulsivas cuando vemos algo muy barato.
  • Los productos deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos un mes. Además, su calidad no puede ser diferente a la que tenían antes de estar rebajados.
    En este sentido, para reconocer la verdadera rebaja convendría pasar unos días antes por la tienda y examinar el género.
  • Conviene comprobar que los productos rebajados mantienen su precio original junto al rebajado, o que se indica de forma clara el porcentaje del descuento.
    Aunque está prohibido, algunas tiendas sacan a la venta ropa más antigua o ex-proceso para épocas de rebajas con una calidad inferior.
  •  Si los comercios establecen condiciones especiales para las compras en periodo de rebajas respecto a las devoluciones o la aceptación del pago con tarjeta, deben indicarlo claramente en un lugar visible.
    Antes de pagar, pregunta si puedes cambiar la ropa si  no te gusta cuando te la pruebes en casa. Las tiendas solo están obligadas a cambiar los artículos defectuosos, pero hay muchos establecimientos que permiten todo tipo de cambios.
  • El servicio postventa y la garantía deben ser las mismas durante la época rebajas.
  •  Es importante conservar el ticket de compra durante un tiempo. Sin él no será posible cambiar la prenda ni devolverla (si el comercio da la opción) ni tampoco reclamar tras la compra.
  • Si surge un problema con un producto comprado en rebajas, se puede reclamar igual que en cualquier otro momento. En rebajas se recortan los precios, pero nunca los derechos que del consumidor.
  • Conviene  elegir establecimientos adheridos al sistema arbitral de consumo, ya que ofrecen más garantías al consumidor a la hora de reclamar (en caso de desacuerdo tienen disposición para resolver el conflicto con el cliente de una manera rápida y gratuita).
  •  Si la tienda no da una solución amistosa, hay que solicitar la hoja de reclamaciones y escribir allí la queja. Todos los establecimientos deben tener hojas de reclamaciones a disposición de sus clientes.
  •  Y si el problema persiste, no hay que callarse ni conformarse, se debe reclamar.

 

Photo by claudiolobos (Flickr)

 

 

¿Qué ropa interesa comprar en rebajas para el próximo año para los niños? 

Consejos para comprar ropa por internet

Trucos para evitar que los niños se pierdan

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies