Todos los productos que se venden en la Unión Europea deben seguir una serie de requisitos de seguridad, e incluir una información mínima para el comprador, como los datos de la empresa responsable del producto en la Unión Europea, datos de composición e instrucciones de empleo. Esta información debe estar, al menos, en español.

Los fabricantes y distribuidores deben vender sus productos cumpliendo estas exigencias, evaluar y prevenir los riesgos que pueden tener, y también notificar inmediatamente a las autoridades de consumo cualquier problema.

La mayoría de los productos que se venden en España cumplen estas medidas. No obstante, cuando se detecta algún problema, se genera una alerta para retirar el producto o solucionar el problema cuanto antes.

A lo largo de 2017, la Dirección General de Comercio y Consumo de Madrid ha realizado más de 2.000 inspecciones en los comercios para detectar la existencia de productos peligrosos para la seguridad y la salud.

Hasta ahora ha habido 140 las alertas en la comunidad de Madrid, de ellas el mayor porcentaje (un 24%) se dieron en productos eléctricos, seguido de un importante porcentaje del 20% en juguetes y ropa de niños .

Entre los riesgos detectados, el más habitual es por riesgo de choque eléctrico con un 40 %, seguido del de lesiones y caídas, con un 17 % y quemaduras, con un 12 %.

Los productos retirados se pueden consultar en el Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid y en la web de la Agencia Española de Consumo Seguridad Alimentario y Nutrición AECOSAN, donde se van publicando todos los productos alertados por las distintas comunidades y administraciones.

Además, el portal de la Comunidad de Madrid permite a cualquier ciudadano o empresa comunicar a la Administración la existencia de un posible producto inseguro para que pueda incluirse en la Red de Alerta.

Consejos para elegir juguetes seguros     

1.    Comprar siempre los juguetes en tiendas de confianza, que sean cuidadosas con la elección de los juguetes que venden y a poder ser que acepten devoluciones.

Hay que tener muchas precauciones en las multi-tiendas donde se vende un poco de todo y en los comercios que se montan de la noche a la mañana y desaparecen poco después de Navidad. En estas tiendas hay más riesgo de que los comerciantes ignoren las instrucciones de salud y seguridad y puede que incluso comercien con falsificaciones de juguetes.

2.    Leer todas las advertencias e instrucciones del juguete. Y no comprar nunca juguetes que no lleven de forma clara la marca CE en el juguete o en su embalaje, que indica que el fabricante cumple con todas las reglas de seguridad de la UE. También debe aparecer el nombre y número de identificación fiscal del fabricante, comerciante o importador.

Consejos para comprar ropa para niños segura

En las prendas de vestir la etiqueta debe indicar la composición del artículo y recomendaciones de lavado y conservación.

La ropa de niños debe cumplir estas medidas de seguridad:

  • No llevar cordones en la capucha o en la zona del cuello.
  • Si se trata de un pantalón con cordones, estos deben estar sujetos de forma que el niño no pueda sacarlos y enredarse con ellos.
  • La ropa no puede llevar adornos que puedan desprenderse porque el niño podría llevárselos a la boca y atragantarse.
  •  En las prendas de bebé que llevan cremallera, esta no debe rozar con el cuello o la barbilla del bebé.

Fuentes: Comunidad de Madrid y AECOSAN. 

Imagen cedida por la Comunidad de Madrid

 

 

 

8 regalos de Navidad para disfrutar en familia

El hospital Niño Jesús publica una guía de primeros auxilios que se puede descargar en internet

Regalos de Reyes para embarazadas

Consejos para comprar ropa por internet

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies