Imagen Diseñado por Freepik

El Servicio Público de Salud de Castilla y León (SACYD) ya ofrece a todas las embarazadas el Test Prenatal no Invasivo, una prueba que diagnostica o descarta anomalías cromosómicas (aneuploidías) en el feto mediante el análisis de la sangre de la embarazada sin riesgos para ella ni el futuro bebé.

Las embarazadas de Castilla y León ya  pueden solicitar cita previa para realizarse el Test Prenatal no Invasivo (TPNI) una prueba de diagnóstico prenatal que diagnostica o descarta anomalías cromosómicas en el feto.

El test permite analizar el ADN del feto en la sangre de la madre y obtener, de este modo, resultados de una forma no invasiva y con un procedimiento que no entraña ningún tipo de riesgo para ninguno de los dos, como sí ocurre con la prueba de diagnóstico prenatal más extendida hasta ahora: la amniocentesis.

Aunque no sustituye a las pruebas invasivas, como la amniocentesis y la biopsia de corion, el análisis de adn fetal en sangre materna sí que puede ayudar a reducir significativamente el número de estas pruebas

Diagnóstico prenatal

En el primer trimestre de embarazo se realiza a todas las embarazadas un screnning o cribado (ecografía más análisis de determinadas hormonas y proteínas en la sangre) en el que se estudia el riesgo de determinadas anomalías cromosómicas, como síndrome de Down o síndrome de Edwars.

Según el riesgo detectado, se decide si es necesario ofrecer a la embarazada realizar otro tipo de pruebas que requieren obtener material genético del feto.

El material genético se puede obtener mediante procedimientos invasivos, como la amniocentesis o la biopsia de corion y procedimientos no invasivos como el test de Prenatal no Invasivo (TPNI), también llamado test de aneuploidías, que solo precisa una muestra de sangre de la futura madre.

En Castilla y León, se realizará a las embarazadas con riesgo intermedio, lo que reducirá el número de pruebas invasivas, que se reservarán solo para las embarazadas con riesgo alto y las de riesgo intermedio en las que el test de ADN dé positivo.

Con esta premisa, se estima que las técnicas invasivas como la amniocentesis se reducirán un 75 %, pasando de los 525 a unos 130 anuales.

La prueba se oferta a todos los hospitales de Castilla y León, aunque el análisis de la muestra se realizará en el laboratorio del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Primer trimestre de embarazo: cambios y cuidados de la futura madre

Trucos para dormir mejor en el embarazo

Prevenir dolores de espalda en el embarazo

Maternidad tardía: cómo es el embarazo a los 40

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies