Imagen Designed by Freepik

Desde hace tiempo se habla continuamente de los beneficios de la lactancia materna, que son muchos: la leche materna refuerza el sistema inmunológico del bebé,  le protege  de enfermedades infecciosas, reduce el riesgo de que el niño sufra diabetes y obesidad de adulto, etc.

Todos estos beneficios están probados, pero no ocurría lo mismo con la afirmación de que “los bebés que toman el pecho son más listos” porque los estudios realizados hasta ahora no habían tenido en cuenta las características psicológicas o socioeconómicas de las madres.

Un reciente estudio de la Universidad de Educación Nacional a Distancia (UNED) ha confirmado que la lactancia materna de por sí no implica beneficios cognitivos a medio plazo.

Los autores del estudio tenían la sospecha de que las ventajas intelectuales que hasta ahora se han asociado a la leche materna podrían deberse más a factores físicos, psicológicos o socioeconómicos, que son característicos de las mujeres que optan por dar el pecho a sus hijos.

Es decir, los beneficios cognitivos que se han observado en los  niños que han sido amamantados puede deberse básicamente a que han sido criados en hogares con mayores recursos y que, por lo tanto, proporcionan más ventajas educativas a sus hijos.

Una investigación sobre la lactancia materna y la capacidad intelectual en un contexto igualitario

Para confirmar esta sospecha, investigación de la UNED ha estudiado la correlación entre la lactancia materna y los resultados educativos en un contexto más igualitario, con menos diferencias psicológicas y socieconómicas entre las madres.

Para ello era necesario realizar el análisis en un contexto cultural donde el acceso a la lactancia materna no esté fuertemente normativizado y por eso han centrado su estudio en China

En este país, a diferencia de lo que suele ocurrir en occidente, la lactancia materna no están asociada de forma unívoca a una ventaja social.

En concreto, los autores han utilizado el Panel de Estudios de la Familia China para analizar los datos de más de 3.200 niños.

Al analizar el efecto de la lactancia sobre el rendimiento escolar en ese país, los resultados muestran que no hay asociación entre ambos. La lactancia materna no mejoró los resultados escolares.

Tanto en matemáticas como en lengua china, las dos materias que fueron analizadas en el estudio, no se observaron diferencias significativas a medio plazo entre los niños tomaron el pecho y los que tomaron leche de fórmula en biberón.

No te sientas culpable por dar el biberón, eres libre de elegir y lo importante para tu hijo eres tú, no tu leche

Los resultados de este estudio son tranquilizadores para las madres que, por la razón que sea, no dan el pecho y que a menudo sufren la presión social por dar el biberón, lo que puede provocarles un sentimiento de culpa (infundado) e incluso ansiedad, cuando en realidad es la propia madre y su implicación en la crianza, más que su leche, la que tiene un impacto positivo y duradero en el bienestar de sus hijos porque dar el biberón es mucho más que alimentar al bebé. Con la lactancia artificial también se puede transmitir mucho amor a los hijos.

La lactancia mixta (pecho + biberón) también reduce el riesgo de muerte súbita en el bebé

Los pediatras aconsejan limitar las visitas al recién nacido para facilitar la lactancia materna 

Dar el biberón es mucho más que alimentar al bebé

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies