Desde hace un tiempo, los hospitales públicos y privados han ido cambiando sus protocolos y mejorando sus instalaciones para hacer más humana la atención al parto e intentar que la embarazada y su pareja se sientan lo más cómodos posibles en un momento tan importante como es el nacimiento de su hijo.

Muchos centros públicos y privados han realizado ya reformas para que todo el parto se pueda realizar en una misma sala y han dotado las instalaciones con accesorios que ayudan a aliviar el dolor, como pelotas gigantes, sillas de parto, duchas y bañeras.

Recientemente, la unidad de parto natural del Hospital Universitario HM Nuevo Belén ha recibido el premio internacional de diseño de interior en infraestructuras sanitarias dentro de la categoría ‘Hospitales – Atención a la Mujer, en el 6º Concurso anual la International Interior Desing Association (IIDA) celebrado recientemente en Chicago (EE.UU.).

Como se puede observar en la foto que ilustra este artículo, las salas de la unidad de parto combinan intimidad y seguridad en un ambiente agradable, novedoso, cómodo y funcional.

Movimiento, descanso y alivio del dolor durante el parto

Estas salas de parto cuentan con tres zonas diferenciadas que ayudan a que el parto sea más agradable:

  1. Un espacio para que la embarazada pueda moverse, que cuenta con pelota de Pilates (pelviball), silla de parto, cama multiposicional, liana fular, y barra de madera para hacer estiramientos o ayudar a las posturas verticales y alfombrilla de suelo.
  2. Un espacio para el descanso de la pareja o la madre, con un sillón-relax, y mesita para leer, descansar y desconectar, separado del resto de la habitación mediante unos estores móviles.
  3. Una bañera de dilatación especialmente concebida para permitir el mejor desarrollo del parto, y un aseo con una generosa ducha para utilizar el agua para aliviar los dolores de parto

Además, como ocurre ya en muchos hospitales, en esta unidad  la dilatación y expulsivo tienen lugar en una misma habitación, evitando así que la mujer se tenga que desplazar por diferentes lugares durante el parto.

El diseño es obra de las arquitectas Ángela Müller y Marta Parra, de Parra-Müller Arquitectura de Maternidades

El mismo proyecto fue también galardonado con el Premio a la Transformación e Innovación, para dar reconocimiento a una obra que destaca por su liderazgo en general, y su capacidad de promover una mejora en los resultados de salud de forma específica.

En vídeo: un bebé abraza la cara de su madre nada más nacer

Ventajas del parto en el agua

Los hospitales facilitan el parto respetado

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies