Hace décadas, el sexo del bebé que venía en camino era un misterio hasta el mismo día del nacimiento.

Ahora, la incógnita se suele despejar hacia la mitad del embarazo, gracias a los avances médicos, con la ecografía del segundo trimestre o las pruebas de diagnóstico prenatal como la amniocentesis.

Muchas veces los deseos de los padres se cumplen, otras no.

 

¿De qué depende que el bebé sea niño o niña?

El sexo del bebé depende del cromosoma que lleve el espermatozoide que fecunde el óvulo.

Las células del cuerpo están formadas por 46 cromosomas agrupados en 23 pares; en cada par uno de los cromosomas se hereda del padre y otro de la madre.

En el par 23 está la información que decide el sexo (XX en la mujer y XY en el hombre).

Las células sexuales (el óvulo y el espermatozoide) tienen la mitad de cromosomas: 23. De esta forma, al unirse uno con otro se forman los 23 pares.

  • En los óvulos el cromosoma 23 es X.
  • En los espermatozoides puede ser X o Y.

Si el óvulo es fecundado por un espermatozoide Y, el embrión que se desarrolle será niño.

Si por el contrario el espermatozoide es X, será niña.

No hay nada que podamos hacer para determinar el sexo del bebé, ni seguir una dieta, ni hacer el amor en una postura determinada. Al final, la última palabra la tiene el espermatozoide.

¿Por qué en algunas familias predomina más un sexo?

Hay familias en las que predominan las hijas y en otras los hijos. Esto puede llevar a pensar que tener descendencia de solo un sexo está determinado por la genética, aunque muchos expertos piensan que también depende del azar.

No obstante, algunos estudios han demostrado que, en casos muy excepcionales, algunas familias son portadoras de síndromes letales para un determinado sexo (normalmente masculino), que puede trasmitirse o no.  Por eso, aunque es posible concebirlos, el embrión afectado no suele sobrevivir y por ello se reducen las posibilidades de tener hijos de ese sexo. Muchas veces la pérdida es tan precoz, que la mujer ni siquiera se entera de que ha sufrido un aborto.

También se piensa que ciertas anomalías del esperma podrían influir en detrimento de los espermatozoides con cromosoma X y viceversa. Esto también podría explicar que algunas parejas solamente tengan más niños o niñas.

Photo by funkblast

¿Quieres ver las caras de asombro de una madre al saber que ha tenido un varón, después de 50 años en los que solo ha habido niñas en su familia?

0 comentarios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies