Durante las navidades es habitual que nos reunamos más a menudo para comer o cenar con familiares, amigos y compañeros de trabajo. Al elaborar las comidas pueden ocurrir accidentes domésticos, como cortes con cuchillos jamoneros o quemaduras al cocinar. Además, durante las comidas copiosas puede haber un mayor riesgo de atragantamientos.

En estas fechas, además, hay mayor riesgo de quemaduras con petardos y cohetes fuera de de casa.

El Servicio de Urgencias Médicas de Madrid SUMMA 112 de la Comunidad de Madrid ha editado un video explicando las medidas de primeros auxilios que hay que llevar a cabo para prevenir situaciones más complicadas.

Primeros auxilios ante un corte

Lo primero que hay que hacer es comprimir la herida con compresas o gasas estériles. Si no hay, se puede hacer con papel de cocina o paños, siempre que estén limpios para evitar posibles infecciones.

Una vez que se haya comprimido la herida, hay que limpiarla con agua fría para retirar la sangre y poder valorar el tamaño de la herida.

Si la herida es pequeña , hay que limpiarla y colocar un apósito o tirita en el corte.

Si es más profunda y sigue sangrando, hay que limpiarla y seguir comprimiendo la herida con gasas o compresas, o paños de cocina o papel si fuese necesario, y acudir al centro de salud para que se realice la cura necesaria. Es posible que haya que dar unos puntos.

Primeros auxilios ante quemaduras

En las quemaduras que se producen en casa, por ejemplo con un tostador, placa o un líquido caliente, hay que poner la zona afectada bajo agua fría (del grifo, a chorro). Así, se interrumpe el calor generado en el tejido y se alivia bastante el dolor.

  • Cuando pasen unos minutos y la zona esté refrescada, hay que secarla con cuidado con gasas o compresas y taparla para evitar que se infecte.
  • Si aparecen ampollas en la zona pasados unos minutos, las quemaduras son de segundo grado por lo que conviene ir al centro de salud para que administren un tratamiento adecuado

En las quemaduras producidas por dispositivos que contienen pólvora, como los petardos y cohetes, hay que retirar la pólvora de la herida y refrescar la zona con agua fría (del grifo, a chorro).

  • Igual que con las quemaduras domésticas, hay que interrumpir el calor generado en el tejido. En ningún caso hay que aplicar pomadas ni otro tipo de productos que puedan enmascarar las lesiones.
  • Si las quemaduras son graves, hay que acudir al Centro de Salud más cercano o, si fuese necesario por extrema gravedad, llamar al 112.

Primeros auxilios ante atragantamiento

Lo más habitual es que el atragantado comience a toser.

Si el atragantamiento es leve, se debe animar al afectado a toser, cuanto más fuerte mejor

En los atragantamientos más severos, lo habitual es que la persona atragantada se lleve las manos al cuello.

En este caso, hay que practicar la maniobra de Heimlich: ponerse de pie detrás del atragantado, abrazarle colocando las manos a la altura de la boca del estómago, cogiendo un puño con la otra mano y hacer compresiones abdominales, que ayuden al atragantado a expulsar el cuerpo extraño

Fuente: Comunidad de Madrid

El Hospital del Niño Jesús edita una guía de primeros auxilios para padres que se puede descargar en internet

Un dispositivo para hacer frente rápidamente a los atragantamientos 

Cómo actuar si alguien se ahoga en el mar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies