Llega un día en que se termina la baja maternal y hay que volver al trabajo. La vuelta al trabajo después de tener un bebé es uno de los retos más duros a los que se tiene que enfrentar una madre, tanto si da el pecho como el biberón.

Separarse del bebé, al que ha estado prácticamente pegada las 24 horas del día desde que nació, es doloroso y difícil. Durante los primeros días, tu mente está más allí que aquí. Recuerdo que, sobre todo con mi primer hijo, yo me pasaba el día llamando primero a mi bendita madre que me hizo la transición durante la primera semana. Pero se supera y a pesar de los pesares, trabajar, compartir el día a día con l@s compañer@s, también tiene su encanto y te ayuda a reencontrarte contigo misma y a descubrir que sigues siendo mujer además de madre.

Salvado este paréntesis, sí que hay que decir que la cosa nos parece algo más complicada cuando damos el pecho y queremos seguir dándolo. Días, semanas, antes de volver. empieza a atenazarnos la duda.. “¿Podré seguir con la lactancia? ¿Y con la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses?  ¿Y si no quiero  sacarme la leche y le doy leche de fórmula: ¿dejará de mamar cuando se acostumbre al biberón? No tiene por qué ocurrir así.

Si lo deseas, puedes mantener la lactancia hasta que tú bebé y tú lo decidáis. Lo  importante es mantener el estímulo del pezón, para que no desaparezca de forma progresiva.

Solo pecho

Para mantener la lactancia materna en exclusiva hasta los seis meses, según recomienda la Organización Mundial de la Salud conviene tener en cuenta estos consejos:

 Dos semanas antes de volver a trabajar

Es aconsejable que empieces a a sacarte la leche, para acostumbrar al pecho a la extracción y de paso, tener una pequeña reserva para cuando vuelvas a trabajar. La leche almacenada correctamente aguanta hasta seis meses.

Al principio sacarás poca leche, pero con el paso de los días verás cómo sacas más.El cuerpo tiene que acostumbrarse a e esta forma de extracción, diferente a la succión del niño.

 Cuando vuelvas a trabajar

Lo ideal es poder sacarse la leche en el trabajo, guardarla en frío y que el bebé se la tome al dí,a ya que así no hace falta congelarla. La puedes sacar con la mano o con un sacaleches. Si tienes poco tiempo, puedes utilizar un sacaleches doble eléctrico (que saca a la vez de los dos pechos en 5 o 10 minutos). Son caros, pero hay asociaciones que los alquilan a un precio económico. Después, es importante guardar la leche en frío en el frigorífico de la oficina o al menos en una bolsa isotérmica con bloques de hielo para neveras portátiles.

Si no  puedes sacarte la leche en el trabajo o simplemente no te sientes cómoda haciéndolo allí (yo jamás lo hice), puedes sustituir las tomas que le toquen en tu ausencia por otro tipo de comidas como la fruta. Es cierto que lo habitual es tomarla por la tarde pero no pasa nada por dársela por la mañana.

Otra opción es pedir alguien que te acerque al bebé al trabajo, ya que por ley dispones hasta que el bebé cumpla 9 mesesde una hora de lactancia en medio de tu jornada (o una reducción de jornada de media hora si decides tomarla al inicio o al final de tu jornada)

¿Y si tu bebé no quiere comer cuando tú no estás?

A veces, ocurre que el bebé no comer nada cuando su madre no está. Los expertos dicen que no hay que agobiarse por ello. De alguna forma esperan a mamá y luego compensan pasando un buen rato al pecho.

El biberón no impide la continuidad de la lactancia

A muchas madres les preocupa que su bebé deje el pecho si le dan biberones, pero no tiene por qué ocurrir así si le sigues dando el pecho cuando estés con él.

Una vez que el bebé  sabe mamar,no se olvida. El problema está en darle biberones cuando bebé está aprendiendo a mamar, porque la succión del pecho y el biberón es diferente y puede confundirle

Habrá   quien te diga que le des la leche en tacita, con cucharita… pero si le llevas a la guardería, no creo que estén muy dispuestos a ellos. Si cuando llegues a casa le das al pecho a tu hijo, un biberón al día no acaba con la lactancia. Doy fe, mi hija tomo biberones (de leche materna) y mamó hasta los 13 meses sin ningún problema.

Mamá vuelve al trabajo, cómo preparar al bebé para la separación

Baby Planner: una herramienta para calcular los gastos del bebé y tus opciones de conciliación al volver a trabajar

Cómo cuidar la piel de tu bebé

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies