A todos los padres nos gusta encontrar parecidos con la familia en nuestros hijos. “Tiene mi nariz, ha heredado los ojos azules de la abuela…”.  Durante el embarazo nos preguntamos a quién se parecerá el bebé y aunque hay niños que parecen calcos de sus progenitores, la realidad es que cada uno de los rasgos de una persona está definido por los genes que se heredan en un 50% del padre y la madre. Lo que ocurre es que  unos prevalecen más que otros. Son los misterios de la herencia genética.

Cada  rasgo del aspecto de una persona (tonalidad de la piel, forma de los ojos, ojos, pelo…) viene definido por los genes que le transmiten sus padres: la mitad de la madre y la mitad del padre.

Se calcula que existen unos 30.000 genes diferentes, repartidos entre los 46 cromosomas humanos que permiten mútilples combinaciones, lo que hace que cada persona sea única.

Herencia genética: genes dominantes y genes recesivos

La genética hace cosas muy curiosas, como que dos padres morenos tengan un hijo rubio o dos padres con los ojos marrones tengan un hijo de ojos claros (es mi caso: de tres, tenemos dos).

La razón está en que hay genes dominantes que predominan sobre otros y se manifiestan siempre y genes  recesivos que solo se manifiestan cuando una persona hereda de sus padres los dos genes de este tipo.

Según los estudios realizados,  por ejemplo son genes dominantes los hoyuelos de la cara, el tono de piel oscuro, el pelo rizado, el pelo oscuro, las pecas y los ojos oscuros.

Si heredas de tus padres un gen de ojos claros y otro oscuro, tus ojos serán oscuros y lo mismo pasará con la piel y con el pelo. Pero si heredas los dos genes de ojos claros, los tendrás claros.

Esta herencia recesiva hace posible que unos padres de ojos oscuros puedan tener un hijo de ojos claros cuando  los dos tienen en su ADN el gen recesivo de ojos claros (que no se ha manifestado físicamente pero está ahí) y el bebé hereda los genes recesivos de los dos.

Esta es la razón de que a veces los rasgos físicos salten a veces de abuelos o tíos a nietos. Los padres pueden tener genes familiares que no se han manifestado en su aspecto y sí pueden hacerlo en los hijos. Puesto que cada padre transmite al niño un 50% de los genes y ellos han recibido a su vez el 50% de los sus propios padres (es decir, de los abuelos), los genes de un niño tienen un 25% de cada abuelo.

Hay genes recesivos que se transmiten de generación en generación sin manifestarse y que aparece de repente, al coincidir con otro gen recesivo. La herencia puede venir de muy lejos, puede incluso que no la recordamos, y explica que por qué de repente en una familia nace un niño pelirrojo, seguro que echando la vista atrás aparezcan parientas con este tono de pelo en las dos familias.

No obstante, la herencia genética no siempre es tan simple, pues los últimos estudios han demostrado que el color de los ojos depende en realidad de varios genes, lo que  explica también los casos (pocos, pero los hay) de hijos con ojos pardos de padres con ojos azules.
Sin embargo algunos rasgos físicos (como la altura), los rasgos psicológicos y las enfermedades no dependen solo de los genes, ya que están condicionados por la influencia del medio ambiente, la alimentación y el deporte.

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

1 Comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Precauciones para conducir embarazada

¿Quieres saber qué deportes se pueden practicar en el embarazo y qué precauciones hay que tener?

Cuándo se sienten los movimientos del feto

Control médico en el embarazo

Papeles del bebé: trámites cuando nace un hijo