Los calambres son contracciones involuntarias y dolorosas o espasmos de los músculos.

Los calambres en las piernas se producen sobre todo por la noche, porque son más habituales cuando se está tumbada, y afectan sobre todo a la parte baja de la pantorrilla (los gemelos).

El riesgo de sufrir calambres nocturnos en las piernas se incrementa con la edad y, sobre todo, durante el embarazo, a partir del segundo trimestre, por la presión que ejerce el feto sobre los músculos.

En el embarazo el sueño se altera bastante, y los calambres pueden perjudicarlo aún más. Se calcula de dos de cada tres embarazadas padecen insomnio en el tercer trimestre.

Los calambres suelen aparecer como consecuencia de una sobrecarga muscular, por haber realizado un esfuerzo mayor que el que permite el cuerpo, aunque en ocasiones también evidencian un déficit de potasio en la dieta.

Algunos medicamentos, como los diuréticos, aumentan las posibilidades de sufrir calambres.

Consejos para prevenir los calambres

  • Bebe mucho líquido para evitar la pérdida de minerales, sobre todo si hace mucho calor, pues la altas temperaturas favorecen la pérdida de líquidos y minerales. Evita el consumo de bebidas carbonatadas y aumenta el de frutas y verduras ricas en vitaminas y minerales.
  • Usa un zapato cómodo, que sujete bien el pie. En el embarazo, evita los tacones altos, ya que el peso recae sobre la parte delantera de los pies.
  • No permanecezcas mucho tiempo en la misma postura
  • Realiza ejercicio suave (yoga, natación, Pilates…) y estira los músculos de las piernas durante unos minutos antes acostarte. Así de paso alivias otras molestias del embarazo como la pesadez de piernas.
  • Procurar caminar un rato todos los días, siempre en las horas más frescas del día.
  • Coloca las piernas en alto cada vez que puedas para favorecer la circulación.
  • Afloja las sábanas al pie de la cama.
  • Si puedes, duerme con las piernas un poco elevadas. Puede ser útil colocar un cojín bajo las pantorrillas

Cómo aliviar los calambres

Si a pesar de todo aparece un calambre, el dolor se alivia estirando la pierna y tirando de los dedos del pie y el tobillo en dirección a la rodilla.

Otras opciones son:

  • Masajear el músculo que ha sufrido el calambre.
  • Pisar fuertemente en el suelo.
  • Caminar o sacudir la pierna.
  • Darse una ducha caliente o tomar un baño tibio.

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

¿Qué deportes se pueden practicar en el embarazo?

Cómo cuidar el suelo pélvico en el embarazo (y siempre)

¿Cuándo nacerá? Así se calcula la fecha del parto

Control médico en el embarazo

Los papeles del bebé: trámites cuando nace un hijo

10 hábitos en el embarazo: ¿prohibido o permitido?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies