El cuerpo de la futura madre empieza a experimentar cambios desde el principio del embarazo para acoger al bebé que crece dentro. Los cambios pueden ocasionar algunas molestias. La mayoría de las molestias del embarazo son normales y no suponen ningún riesgo para el bienestar del futuro bebé ni la madre. Te cuento por qué se producen y algunos trucos para aliviar las molestias del embarazo.

13 molestias típicas del embarazo y consejos para aliviarlas

1 Congestión nasal y hemorragias nasales

Sobre todo al inicio del embarazo, es habitual notar la nariz reseca y congestionada y  sufrir pequeñas hemorragias sin importancia por el aumento del riesgo sanguíneo en la mucosa nasal.

Consejos para aliviar la congestión nasal

  • Para descongestionar la nariz se puede utilizar suero fisiológico o agua marina; pero no conviene usar sprays nasales, por su acción vasoconstrictora.
  •  Las terapias naturales (como hacer vahos con agua hirviendo y eucalipto) no suelen tener efectos secundarios, pero conviene consultarlas  con el ginecólogo.

2. Náuseas y mareos

Las náuseas son un síntoma típico de embarazo, consecuencia de los cambios hormonales, normalmente remiten al empezar el segundo trimestre aunque algunas embarazadas, pocas, las sufren durante todo el embarazo

Consejos para aliviar las náuseas

  • Hay algunas medidas que ayudan a prevenir las náuseas, como evitar los olores fuertes y desagradables y las bebidas muy ácidas, con gas y cafeína, evitar lavarse los dientes justo después de comer y procurar no tomar agua en ayunas. Puedes ampliar información en este artículo sobre las náuseas.
  • Si son muy persistentes y no remiten, el médico podría indicar algún tipo de fármaco, pero hay que tener mucho cuidado, nunca se debe tomar ningún fármaco sin consultar.

3.Ardor de estómago

El ardor de estómago, también conocido como pirosis se produce cuando los jugos del estómago retornan hacia el esófago (reflujo), lo que produce una sensación de quemazón que sube hasta la garganta.

El reflujo se produce porque la hormona progesterona (que aumenta mucho durante el embarazo) dilata el anillo que une el esófago y el estómago. A esto se suma que el útero al crecer, presiona el estómago hacia arriba, y hace que ese anillo cierre peor.

Consejos para aliviar el ardor de estómago en el embarazo

  • El mejor tratamiento es la prevención que empieza por evitar las comidas abundantes, las grasas y las bebidas con gas y comer despacio.
  • Si es muy molesto, el ginecólogo podría recetar un antiácido que no perjudique al feto, pero nunca se debe tomar nada sin receta médica.

4. Ganas constantes de hacer pis y pérdidas de orina

Al principio del embarazo, por influencia de las hormonas, es normal tener ganas de hacer pis a menudo. Al final del embarazo, retorna la urgencia por hacer pis  debido a  la presión del útero sobre la vejiga. Además, la relajación de los músculos pélvicos, sometidos a la presión cada vez mayor del útero, pueden ocasionar pequeñas pérdidas de orina al realizar pequeños esfuerzos o al reír, toser o estornudar.

El problema es más frecuente a partir del segundo embarazo porque la uretra (que lleva la orina de la vejiga al exterior) se desvía con los sucesivos embarazos.

Consejos para prevenir las pérdidas de orina

Para prevenir las pérdidas de orina, es fundamental mantener el suelo pélvico fuerte, practicando los  ejercicios de Kegel  que fortalecen el suelo pélvico desde los primeros meses de embarazo.

Publicidad

5.Gases y molestias intestinales

En  el embarazo, la digestión es más lenta por la influencia de la hormona progesterona y el estómago está comprimido por el crecimiento del útero.  Esto aumenta la producción de gases que si se acumulan pueden llegar a resultar bastante molestos.

Cómo aliviar los gases en el embarazo

Para  evitar estos problemas lo mejor es prevenirlos, cuidando la dieta  y haciendo ejercicio. El movimiento previene la aparición de gases y ayuda a eliminarlos

6. Estreñimiento y hemorroides

Al ralentizarse los movimientos intestinales, es habitual que las  deposiciones sean menos frecuentes y más duras y secas.

Consejos para aliviar los hemorroides en el embarazo

  • Para hacer frente a este estreñimiento temporal se recomienda tomar alimentos ricos en fibra, beber suficiente agua y practicar ejercicio suave con moderación
  •  Las molestias de los hemorroides se alivian con baños de agua templada y pomadas antiinflamatorias que puede recomendar el ginecólogo o la matrona.

7. Calambres en el abdomen

Muchas  embarazadas notan pinchazos similares a los de la regla en la parte baja del abdomen. Es una molestia típica del embarazo, que se produce por el crecimiento del útero, que aumenta 10 veces su peso y 500 veces su capacidad a lo largo del embarazo, y el estiramiento de los ligamentos que lo sostienen.

  • Aunque estos tirones del abdomen puede causar inquietud por desconocimiento, generalmente no indican ningún problema y no afectan al futuro bebé.  En caso de duda, siempre, lo más prudente es consultarlos con el ginecólogo que lleva el embarazo.

8. Cambios en la visión durante el embarazo

La retención de líquidos propia del embarazo, sobre todo en el tercer trimestre,  y los cambios hormonales pueden producir pérdida de nitidez pasajera en la visión. Por ello, durante el embarazo no conviene someterse a ninguna intervención para corregir defectos visuales debido las modificaciones que puede tener el globo ocular durante este etapa

Es un trastorno pasajero, consecuencia de los cambios hormonales, que remite después del parto.

9. Calambres en las piernas

En el embarazo son  frecuentes los espamos musculares, sobre todo en la zona baja de la pantorrilla. Los calambres suelen aparecer por la noche cuando se ha realizado un esfuerzo mayor del que el cuerpo permite, aunque también influye la carencia de algunos minerales.

Cómo aliviar los calambres

  • Para prevenir los calambres hay que evitar esfuerzos que no sean necesarios. Si el ginecólogo detecta falta de minerales, puede recetar suplementos
  •  El dolor que produce el calambre se alivia estirando  las puntas de los pies en dirección a las rodillas, con las piernas rectas. Puedes ampliar información en este artículo sobre los calambres en el embarazo.

10. Edema en los tobillos

Durante el embarazo puede aparecer una retención de líquidos que afecta sobre todo a las articulaciones y puede provocar hinchazón en muñecas, pies y tobillos. Incluso los pies puedes alargarse y ensancharse hasta media talla por el efecto de la hormona relaxina, que separa las articulaciones.

Cómo prevenir los tobillos hinchados

Para prevenir y aliviar el edema, se recomienda  descansar con los pies en alto, no estar mucho tiempo de pie y meterlos en agua fría.

11. Varices

La circulación sanguínea de retorno se ralentiza según avanza el embarazo, esto unido al peso creciente del feto, puede propiciar la aparición de varices en las piernas.

Consejos para prevenir y aliviar las varices

Para prevenir la aparición de varices, se recomienda permanecer estar poco tiempo de pie, poner las piernas en alto al sentarse, caminar a menudo, evitar el calor excesivo, usar zapatos cómodos y de tacón bajo y en los casos en que sea necesario, usar medias de compresión decreciente. Puedes ampliar información en este artículo sobre las varices en el embarazo.

12. Dolor de espalda

La columna es una de las partes del cuerpo que más sufre en el embarazo, ya que el centro de gravedad se altera con el peso del feto y  la columna se arquea hacia delante para compensar el peso, a medida que va aumentando el tamaño de la tripa. Por todo ello, muchas embarazadas sufren molestias en la espalda, que pueden seguir en el posparto (por las malas posturas que se adoptan al dar el pecho o manejar al bebé).

Consejos para prevenir y aliviar el dolor de espalda en el embarazo

Para prevenir el dolor de espalda es fundamental aprender a adoptar buenas posturas y saber cómo moverse en el embarazo, puedes ampliar información sobre ello en este artículo sobre la espalda en el embarazo

13. Insomnio

Aunque al principio del embarazo es habitual sentir bastante somnolencia, más adelante, conforme avanza el embarazo es habitual que aparezcan problemas para dormir por el tamaño de la tripa (a medida que la tripa empieza a ser evidente, es imposible dormir boca abajo), la mayor necesidad de ir al baño y también el efecto de las hormonas.

Para mejorar el sueño es importante segur una rutina, evitar los alimentos y bebidas estimulantes ya exposición a la luz artificial antes de dormir. Puedes ampliar información en este artículo sobre trucos para dormir mejor en el embarazo y qué postura adoptar

  •  

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Ayudas para las familias: por nacimiento, madre trabajadora, discapacidad, hijos a cargo, familias numerosas, familias monoparentales y partos múltiples

Requisitos para ser familia numerosa y pasos para pedir el título

Consejos para prevenir trastornos de sueño en los niños

Ayudas para las personas con discapacidad en España

Permisos laborales para padres y madres

Comparte si te gusta
Publicidad