Si cuando se tienen hijos es difícil encontrar tiempo para ir a la peluquería, simplemente para cortarse el pelo, aún más para retocar las raíces todos los meses.

La solución es teñirse en casa. Con los productos actuales, es más fácil de lo que parece. Aunque en mi caso confieso que me tiñe desde hace tiempo mi madre, que tiene mucha más maña (y paciencia) que yo. Así que si no te sientes del todo segura, siempre puedes pedir ayuda a un familiar o una amiga.

Ahora bien, es importante que la persona que aplique el tinte siga estos pasos que nos recomienda Valeria Costa, estilista de Aquarela Peluqueros, peluquería especializada en tratamientos para recuperar el pelo dañado.

Una pregunta importante: Estoy dando el pecho, ¿me puedo teñir?

Claro que sí, los productos que decoloran el pelo no pasan a la leche materna.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que en el posparto el pelo suele estar más sensible por los cambios hormonales y se cae más (porque se pierde todo el cabello que no se ha caído en el embarazo, ya que los cambios hormonales del embarazo  lo mantenían más fuerte y bonita que nunca), por lo que necesitará más cuidados para no dañarlo en exceso.

Pelo limpio o sucio,  ¿qué es mejor?

El pelo cuanto más sucio mejor para teñir el pelo, porque el sebo que crea el cuero cabelludo ayuda a que los pigmentos se fijen y a evitar posibles irritaciones. Eso sí, hay que procurar no ponerse en el cabello ningún producto como gel o fijadores desde que se lava hasta que se tiñe.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El vídeo homenaje a los abuelos que no puedes dejar de ver

Trucos para hacerse la manicura en casa

La maternidad en la nueva Ley de Autónomos

Consejos para comprar ropa de niños por internet

Cómo cuidar el pelo en verano

Tipos de tintes

Baño de color

Es un producto que disimula las primeras canas, suele durar entre seis y ocho lavados. Se usa sobre todo para aportar un extra de brillo.

Tiene ingredientes vegetales. Habitualmente se aplica como un champú masajeando el pelo.

Es un tinte sin amoniaco por lo que el color dura un poco menos, pues se va difuminando con los lavados.

No puede aclarar el tono pero sí que lo oscurece y aporta brillo al pelo.

Casting Creme Gloss de L’Oréal Paris, 8,50 €

Tono sobre tono

Es un tinte sin amoniaco por lo que el color dura un poco menos, pues se va difuminando con los lavados.

No puede aclarar el tono pero sí que lo oscurece y aporta brillo al pelo.

Coloración Antiedad sin Amoníaco con reflejos naturales de larga duración (Colour Pharma, 9,65 €).

Coloración permanente

La coloración permanente con amoniaco es la adecuada para aclarar o oscurecer el tono. Cubre canas y cambia el color del pelo, en los cabellos pelo sin tintes previos puede cambiar varios tonos la base natural.

Según explica Valeria Costa, aunque se llame coloración permanente, no es cierto del todo que no se vaya con los lavados. La duración del tinte depende mucho de la porosidad del pelo: si la cutícula está abierta el color no se sujetará por mucho tiempo.

  • Cuando la cutícula está abierta, para ayudar a mantener el color del pelo Valeria recomienda hacer una reposición de queratina como la cauterización y usar champú sin sal .
  • Si el pelo está sano, bastará con usar champú sin sal y hidratarlo un par veces al mes con una mascarilla hidratante para no perder la humedad del pelo.

Habitualmente, los tintes permanentes contienen oxidantes, el amoniaco es el más común.

Los colores se numeran de oscuro a claro. El más oscuro es el número 1 y el más claro, el 12. Por eso se dice que para oscurecer se baja el tono y para aclarar se sube.

No es conveniente intentar decolorar (subir el tono) el cabello en casa Si quieres pasar de morena a rubia es mejor que te pongas en manos de un estilista experto que utilice un tinte profesional.

Coloración Antiedad sin Amoníaco con reflejos naturales de larga duración (Colour Pharma, 9,65 €).

Paso a paso en casa

 

1. Todo preparado

Además del pack para teñir en casa ( productos, mascarilla o suavizante y guantes) necesitarás:

  • Una brocha para extender el tinte y pinzas para recocoger el pelo en mechones según apliques el tinte
  •  Una toalla de mano oscura para proteger los hombros y no mancharte. También puedes usar una bolsa de basura abierta, que después puedes aprovechar para cubrirte el pelo durante el tiempo de espera para que actúe el producto
  • Toallitas limpiadoras para eliminar las manchas de la cara y orejas
  • Crema hidratante o vaselina para proteger la frente, la nuca y el lóbulo de la oreja.
  • Un reloj o avisador para controlar el tiempo.

2. Test de alergia

Conviene realizar el test de alergia cutánea (aplicar un poco de tinte detrás de la oreja) para descartar posibles reacciones a los agentes colorantes del producto. Conviene repetir la prueba de vez en cuando pues la sensibilidad del cuerpo evoluciona con el tiempo. Esto es especialmente importante en el embarazo, aunque lleves toda la vida tiñéndose, ya que el tinte puede reaccionar de forma distinta debido a los cambios hormonales. Además, en el embarazo y el posparto es mejor no probar tintes que no se hayan usado antes, pues con los cambios hormonales la piel está más sensible y hay más riesgo de reacciones alérgicas.

3. Mechón a mechón

El tinte precisa un poco de maña, sobre todo para aplicar el producto por detrás de la cabeza, así que si no dominas mucho la técnica  (como yo),  es mejor que cuentes con la ayuda de otra persona. Si lo haces tú sola, necesitarás dos espejos para verte bien por detrás.

  • Lee  las instrucciones de uso y síguelas al pie de la letra, pues pueden cambiar de un fabricante a otro.
  • El tinte permanente se aplica siempre mechón a mechón de delante hacia atrás dividiendo el pelo por capas, con un peine. Sujeta los mechones teñidos con pinzas.

4. El tiempo justo

Es importante respetar el tiempo de espera de las instrucciones. Si te pasas, el pelo se puede oscurecer de más y se lo dejas menos quedar trozos pajizos. Al aclarar, lo ideal es enjugar bien el cabello con agua fría hasta que se vaya todo el tinte. Después, puedes utilizar el suavizante que viene en la caja del tinte, que ayuda a cerrar la cutícula, o mejor aún ponerte una mascarilla y dejarla actuar al menos durante 30 minutos para hidratar bien el cabello, aconseja la estilista.

Cuidados extra  

La propietaria del Salón Aquarela explica que  el tinte no es enemigo de la salud del pelo: es la falta de tratamientos o cuidados lo que lo estropea:

“Cuando el pelo no se hidrata adecuadamente, se abre la cutícula. El uso de tintes lo abre aún más. Si sigue sin hidratarse, se va perdiendo masa capilar hasta que el pelo queda completamente poroso y entonces resulta muy complicado mantenerlo con brillo y suavidad”, explica la estilista

Para evitarlo, Valeria Costa recomienda hidratarlo como mínimo al mínimo una vez a la semana y  especialmente el mismo día que se aplica el tinte, y al menos tres veces al año hacer una reposición de masa capilar con un tratamiento de cauterización

1. El día del tinte

Después de cada tinte, sea baño de color, tono sobre tono o permanente, es importante aplicar una buena mascarilla de hidratación para aportar humedad al pelo y evitar la sequedad.

2. Una vez a la semana

Conviene usar mascarillas hidratantes  una vez a la semana

3. Una vez al mes

Solo se debería recurrir a  las mascarillas reparadoras solo una vez al mes.

Conviene dejarla actuar durante 30 minutos cubriendo el cuero cabelludo con una gorra de ducha. Para que resulte más efectiva, humedece un turbante para recoger el pelo y caliéntalo un poco en el microondas y colócalo encima del gorro de ducha. El calor ayuda a abrir la cutícula y garantiza una mejor absorción de sus componentes.

La estilista alerta de que “la reposición de queratina por cuenta propia con mascarillas reparadoras puede causar efecto rebote, pues estos productos tienen un alto contenido de aminoácidos. Si los aminoácidos se usan con mucha frecuencia pueden endurecer la hebra y producir roturas en por culpa de la rigidez”..

4. Regularmente

Conviene utilizar productos específicos para cabellos teñidos (champú, acondicionador, mascarilla y productos de acabado) con ingredientes que ayudan a mantener el color..

 

Turbante de microfibra para el cabello súper absorbente, que reduce el tiempo de secado a la mitad (QVS, 6,95 €), 

Tratamiento de hidratación y preservación del color para cabellos teñidos o con mechas, con extractos de Uva, Granada y Arándano , sin sal ni sulfatos (Stratti, acondicionador 11,50 y champú 13,80  €). De venta en Uomman.

 

 Disimular raíces

Es posible alargar un poco los tiempos entre coloración y coloración, disimular canas con los nuevos productos de retoque de raíces. Se aplican  sobre la raíz para igualarla y el efecto dura hasta el siguiente lavado.

Hair Touch Up. spray corrector de raíces disponible en 4 tonos con base de silicona para crear un resultado natural con un acabado imperceptible (L’Oréal Professionnel , 14,59 €).

Magic Retouch, spray retoca raíces instantáneo disponible en 7 tonos (ahora también en caoba y castaño oscuro) de L’Oréal Paris, 7,99 €.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies