Cuando Toys R US cerró sus tiendas físicas en España dio una razón muy clara: no poder pueden competir con Internet. Y es que, solo en España, la juguetera estadounidense ha perdido un tercio de su negocio desde la llegada de Amazon.

Es una realidad, cada vez se compran más cosas por Internet: juguetes, electrodomésticos, libros… y, también, cada vez más ropa, incluso zapatos.

Según datos del INE, en el año 2017 un 25,7% de los hogares realizó algún gasto a través de Internet, frente al
21,6% del año anterior.

La comodidad de no tener que desplazarse y buscar y, también, la variedad de la oferta, con precios muchas veces más económicos que en las tiendas físicas, ha motivando que muchos papás empiecen a comprar ropa de sus hijos en Internet.

Pero comprar ropa en Internet no es lo mismo que comprar juguetes, salvo que conozcamos muy bien el género y dominemos las tallas que utiliza la marca

En qué fijarse entonces al comprar ropa por Internet

Lee bien la composición de las prendas

Es importante leer bien el apartado de composición y materiales, sobre todo si la prenda es muy económica porque puede ser que se trate de una tela sintética de baja calidad. La piel de los niños es muy sensible y lo ideal es vestirles con fibras naturales, como el algodón.

Calcula bien la talla

El tema de las tallas un poco complejo en Internet, porque variar dependiendo del país. En Europa suelen ser éstandar. Pero, por ejemplo: la ropa china tiende a ser más pequeña.

Mide la altura y la cintura de tus hijos para calcular su talla real. En caso de duda, es mejor coger la talla mayor para que no le quede muy apretada.

Asegúrate de que aceptan cambios y devoluciones

Al comprar por Internet no puedes ver los productos, ni mucho menos cambiarlos. Si no aciertas con la talla siempre podrás cambiarla. Por si acaso, comprueba antes cuánto cuesta devolver un producto.

Ten en cuenta los gastos de envío

A veces, pueden encarecer la compra. En muchas web el envío es gratis a partir de un determinado importe. Igual te merece la pena juntar varias compras en una o compartir el pedido con una amiga para ahorrarte gastos.

Fíjate en la fecha de entrega

Cuanto más rápido sea el envío y más formas de pago, haya más seriedad demuestra la tienda.

Compra siempre en web que te den seguridad y garantías a la hora de pagar.

Tipos de tiendas

Los grandes portales

Reúnen muchos vendedores diferentes y al tener mucha oferta, les permiten ofrecer también muy buenos precios.

Amazon funciona bien, pero hay otras web, como Alliexpress que resultan muy muy baratas, pero también arriesgadas porque las tallas difieren mucho dependiendo del vendedor  y, además, el pedido puede tardar bastante tiempo en llegar.

De hecho, el año pasado yo encargué para mi hija dos mallas de la misma talla, de esas calentitas con borreguito por dentro. Unas llegaron enseguida y le quedaban estupendas. Las otras tardaron casi tres meses y encima las tuve regalar porque le quedaban tan pequeñas que no le llegaban ni a los tobillos.

En cualquier caso, si te decides por esta web, como hay cientos de vendedores, lee las valoraciones de los usuarios y desconfía de los precios excesivamente bajos, porque nadie regala nada.

Tiendas específicas que se dedican solo a la venta de moda infantil

El trato suele ser más directo y puedes tener la posibilidad de que te asesoren si dudas a la hora de elegir la talla. Por ejemplo, la tienda online Mis Soletes, especializada en vestir a los bebés con estilo, con marcas de prestigio como Pilar Batanero o Tartaleta, tiene un teléfono para atender las dudas de los clientes. Es una buena opción si necesitas ropa elegante para tu bebé y andas mal de tiempo, ya que el envío es muy rápido.

Marcas que solo venden a distancia

Hay marcas, como Vertbaudet, la Redoute o Venca, que empezaron vendiendo por catálogo y ahora lo hacen básicamente por Internet. Son webs muy activas, que renuevan su oferta constantemente y ofrecen incluso la posibilidad de suscribirse a una newsletter para conocer las novedades de la marca.  El plazo de entrega es rápido. En La Redoutte existe la opción de pagar 7 días después de recibir el pedido para poder probarlo.

Cadenas comerciales con tiendas físicas

El Corte Inglés, C&A, H&M… Son una opción segura a la hora de pagar y devolver los productos. La mayoría tienen una tarifa plana para evitar los gastos de envío y algunas como C&A devoluciones gratuitas. En el caso del Corte Inglés, además, existe la opción de recoger el producto en un centro Supercor o en una oficina de Correos y Celeritas y así reducir los gastos de envío a 1 o 2 euros.

Imagen cedida por Mis Soletes

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

¿Cómo meriendan los niños españoles?

El Hospital Niño Jesús ha editado una Guía de práctica de primeros auxilios para padres. Se puede descargar en internet.

Los nombres más puestos en 2017

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar los servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies