En verano, y especialmente durante las vacaciones, salimos más y hacemos más comidas o cenas fuera de casa. Esto unido al calor y a que los días son más largos, hace que resulte más difícil seguir una dieta saludable en verano. Pero si nos organizamos un poco, es posible mejorar nuestra alimentación, al menos en casa, para compensar.

Como confirma Gemma Tendero, vicesecretaria del  Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunidad Valencia (CODiNuCoVa), las comidas y cenas que realizamos suelen ser a base de picoteo y comida rápida, dejando de lado las verduras y hortalizas. “Con el calor nos apetecen cosas frescas, como los helados y  es más fácil y económico encontrar helados que la alternativa saludable, como fruta fresca troceada y preparada para tomar en una terraza en la playa”, explica la experta.

Ideas para seguir una dieta saludable en verano

El Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunidad Valenciana (CODiNuCoVa) da estos consejos para seguir una dieta saludable en verano:

  • Si se come fuera de casa, lo mejor es pedir platos que lleven hortalizas y verduras y evitar la comida rápida y los fritos.
  • Calmar la sed con agua en lugar de cerveza. “Tenemos una creencia errónea de que la cerveza hidrata. Pero en realidad, el alcohol ayuda a deshidratar, con lo que provoca una falsa sensación de hidratación. Lo mismo ocurre con  los refrescos, ya sean azucarados y edulcorados, que, aunque no tienen los mismos efectos que una cerveza, son insanos”, indican desde el Colegio de Dietistas y Nutricionistas.

Además, para facilitar las comidas saludables en casa,  CODiNuCoVa aconseja:

  1. Organizarse un menú y procurar seguirlo,
  2. Ir a comprar siempre con una lista, para tener claro qué comprar y evitar tentaciones.
  3. Preparar recetas con alimentos frescos y naturales.
  4. Para evitar tirar de la comida rápida, conviene tener preparados en la nevera alimentos sanos para consumir en cualquier momento, como:
    • Fruta cortada y lista para comer en un recipiente grande con tapadera para cuando entre apetito o crudités de verdura de la misma manera.
    • Hummus fresquito, para así consumir también legumbres.
    • Huevos duros listos para poner en las ensaladas.
    • Las ensaladas también se pueden dejar medio preparadas, por un lado, zanahorias ralladas, por otro la lechuga troceada ya limpia, pero sin aliñar hasta el último momento, pues si lo hacemos antes se reblandece.
  5. Las conservas vegetales como espárragos, judías verdes o pimientos del piquillo, pueden ayudar para salir del paso, pero no conviene  consumirlas a diario.

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Una web científica analiza la verdad sobre los mensajes que se dan sobre los alimentos

Dietas milagro, las menos efectivas para adelgazar

Consejos para aliviar los sofocos de la menopausia en verano

Sudamina, otitis,hongos… cómo tratar los problemas típicos de verano