Aunque dar de mamar es un hecho natural, el inicio de la lactancia no siempre es fácil, sobre todo en las madres primerizas. Si no se adopta una postura adecuada en la que el bebé y la madre están cómodos y el bebé no se engancha bien, pueden aparecer grietas en los pezones o congestión en los pechos si no se vacían bien.

Estos problemas se solucionan corrigiendo la postura y la técnica de succión. Pero suscitan la duda de si hay que realizar algún cuidado especial del pecho durante la lactancia.

Cómo cuidar el pecho durante la lactancia

En realidad, el pecho en sí, aunque está más sensible, no requiere cuidados especiales.

Higiene

Con la higiene diaria normal es suficiente. No hay que lava el pecho antes de cada toma, no es necesario, incluso puede ser contraproducente y hacer que se seque la piel.

Hidratación

Tampoco hay que  aplicar nunca cremas protectoras en el pezón sin prescripción médica (que además podrían alterar el sabor de la leche).

La mejor hidratación para el pezón y para prevenir las grietas es la propia leche materna que contiene agentes antibacterias y tiene efectos cicatrizantes

Sujetador

Lo que sí es importante es utilizar un sujetador de lactancia de la talla apropiada, que se ajuste al nuevo tamaño del pecho, pero sin oprimir.

Ahora que el pecho está más sensible, conviene elegir un modelo de un tejido natural, como el algodón, sin aros ni costuras que se puedan clavar y molestar, y con tirantes anchos que sujeten bien el pecho.

Producción de leche

Sobre todo, no hay que hacer nada ni tomar nada especial, para producir más leche, porque el pecho de cada madre está preparado para fabricar la leche que necesita el bebé en cada momento siempre que la lactancia se dé a demanda y en una buena postura para la madre y el niño.

¿Encoge con el destete?

Cuando dejan de dar el pecho, sobre todo si la lactancia ha sido larga, muchas madres tienen la sensación de que el pecho les ha encogido, y que tienen menos incluso que antes del embarazo. Es una disminución temporal, por la pérdida de grasa que hay entre los tejidos de la mama. Luego poco a poco recupera su tamaño habitual.

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Beneficios de la lactancia materna para la madre y el bebé

Consejos para prevenir la caída del pecho tras el destete

Ayudas por hijos con discapacidad

Pautas para saber si el bebé mama bien

Consejos para aliviar los gases en el bebé

Comparte si te gusta