Las vacunas infantiles (y también las que se ponen en la edad adulta) ayudan a prevenir enfermedades infecciosas muy graves, que pueden llegar a ser mortales. Según la OMS existen vacunas para 25 enfermedades infecciosas.

Vacunando a un bebé desde que nace no solo le protegemos a él, sino también a las personas de su entorno que no están vacunadas de esa enfermedad.

Para beneficiarse de las vacunas y que resulten realmente eficaces  es importante seguir el calendario de vacunación que recomienda la Asociación Española de Pediatría, que puedes consultar aquí y poner siempre las dosis de refuerzo recomendadas (en muchas vacunas, después de la primera dosis hay que poner otra o más un tiempo después).

En la actualidad, hay una corriente anti-vacunas (afortunadamente minoritaria) que provoca que algunos padres decidan no vacunar a sus hijos. Esto puede poner en riesgo la salud del niño y su entorno.

Puntos claves sobre las vacunas infantiles

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Salud el 7 de abril, la firma de puericultura Suavinex ha realizado un estudio sobre el conocimiento y uso de las vacunas infantiles por las familias españolas.

Aunque la mayoría de los padres cree conocer las vacunas y su calendario, la realidad es que muchas de sus creencias son erróneas.

Estos son los puntos claves de las vacunas infantiles:

El calendario de vacunación de la Asociación Española de Pediatría (AEP) incluye las vacunas financiadas y las recomedandas

Aunque el calendario de vacunación actual solamente distingue entre vacunas sistemáticas (financiadas) y recomendadas pero no financiadas (atendiendo a criterios de peligrosidad y probabilidad de contracción de las enfermedades), un 81,07% de los padres encuestados creen que existen vacunas obligatorias de acuerdo a la ley.

Además, apenas solo el 4,79% acierta al afirmar que la suma de la peligrosidad de las enfermedades y la posibilidad de contraerlas en cada comunidad autónoma son las razones para  incluirlas en el calendario de cada comunidad autónoma.

El calendario de vacunación infantil cambia cada año y es distinto en cada comunidiad autónoma

El calendario de vacunación infantil cambia de año en año y, aunque la intención futura es conseguir un calendario único para todos España, de momento es distinto en cada comunidad autónoma. Pero esto es algo que solo saben el 36,93% de los padres y madres encuestados.

  • Más de la mitad de los españoles piensan que el calendario cambia de comunidad en comunidad, pero que es estable en el tiempo.
  • Un cuarto de los padres y madres españoles creen que el calendario está unificado para toda España.
  • Más de 1 de cada 10 encuestados piensan que el calendario es fijo.

La mayoría de las vacunas necesitan dosis de refuerzo

Como he comentado al principio la mayoría de las vacunas necesitan varias dosis para ser efectivas, que se ponen en unos meses o años (por ejemplo en el calendario orientativo que recomienda la AEP, la vacuna DTPa (difteria, tétanos y tosferina) se recomienda a los 2, 4, 12 meses y 6 años).

  • Sin embargo, un 11,49% de los padres encuestados no sabe qué son los refuerzos y, un 16,72% no saben qué vacunas necesitan estos refuerzos ni cuándo deben ser empleados.
  • Un tercio de los españoles creen que la última vacuna debe ponerse más allá de los 15 años, pese a que solo es así en el País Vasco.

Además, casi la mitad de los padres y madres desconocen que existen alérgenos que contraindican según qué vacunas.

Buena protección cuando se viaja al extranjero

En general los padres toman medidas para proteger su salud y la de sus hijos cuando viajan al extranjero.

  • Tan solo un 6,08% de los encuestados afirman haber viajado al extranjero sin considerar las vacunas necesarias.

Vacunas en el embarazo

Un 81,43% de las madres se ha vacunado durante el embarazoo. Se recomienda hacerlo frente a la tosferina y a veces frente a la gripe.

  • A pesar de ello, un 6,60% no cree que vacunarse durante el embarazo sea útil y un 7,39% piensa que puede no ser seguro.

1 de cada 10 familias renuncia al menos una vacuna por su precio

La encuesta también pone de manifiesto que el precio de algunas de las vacunas recomendadas pero no financiadas por el sistema nacional de salud, como ocurre por ejemplo con el meningoco B10 que ronda los 100 euros la dosis (son dos),  provoca que una de cada diez familias prescinda de ellas. En concreto 11,07% afirma haber  tenido que prescindir de alguna vacuna  por culpa de su precio.

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Cambios en el calendario de vacunación de Madrid en 2018

Hay que cepillar los dientes de leche desde que salen

La exposición a la luz antes de dormir altera el sueño de los niños

Consejos para detectar y abordar la dislexia

¿Qué tratamientos dentales para niños cubre la sanidad pública? 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar los servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies