Las embarazadas forman parte de los grupos de riesgo  vulnerables al coronavirus, por el principio de precaución, junto a los mayores de  60 años, las personas con enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, diabetes, enfermedades pulmonares crónicas, cáncer e inmunodeficiencias.

La pertenencia a los grupos de riesgo y, sobre todo, la falta de datos que existen todavía sobre la evolución del virus datos plantea un montón de dudas sobre el embarazo y el parto durante la pandemia de coronavirus. El Dr. Juan José López Galián, jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Quirónsalud San José, resuelve las más frecuentes.

¿Hay más riesgo de coronavirus en el embarazo?

Aunque hay pocos datos disponibles sobre embarazadas afectadas por COVID-19, parece que las embarazadas no tienen más riesgo de infectarse por coronavirus, ni de sufrir complicaciones graves. De hecho, el coronavirus parece afectar más a los hombres que a las mujeres.

¿Qué riesgo hay de que el coronavirus pase de la embarazada al bebé durante el embarazo o el parto?

  • Por un lado, los datos actuales no sugieren que haya mayor riesgo de aborto o pérdida gestacional precoz en las embarazadas con coronavirus.
  • Por otro, no se ha visto una evidencia clara de transmisión intrauterina y si la hay, sería infrecuente. Esto indica que parece poco probable que la infección por COVID-19 pueda producir defectos congénitos.

Tampoco se ha demostrado presencia del virus en las secreciones vaginales, por lo cual tampoco parece haber mayor riesgo de infección a lo largo del parto.

¿Ha cambiado el seguimiento del embarazo tras la aparición del coronavirus?

Al igual que el resto de la población, las embarazadas tienen que seguir escrupulosamente las indicaciones de aislamiento social y consultar con su ginecólogo o médico de atención primaria cualquier síntoma sospechoso de coronavirus.

  • En las pacientes asintomáticas, el único cambio que se ha producido en el seguimiento del embarazo es restringir las consultas presenciales a las estrictamente imprescindibles, sustituyéndolas por vídeoconsultas cuando sea posible, pero las pruebas son las mismas que en un embarazo normal.
  • En las pacientes con síntomas de coronavirus, el seguimiento del embarazo dependerá de la situación particular de cada una.

¿Se puede llevar un acompañante al parto?

En estas semanas hemos leído diferentes noticias sobre partos en los que no se ha permitido la presencia de un acompañante aunque la embarazada no estuviera contagiada de coronavirus, situación que afortunadamente se ha revertido después de la polémica que generó esta medida tomada en algunas comunidades autónomas u hospitales concretos.

En principio, la embarazada  puede estar acompañada durante el parto con las debidas medidas de higiene, siempre y cuando el acompañante sea asintomático y sin sospecha clínica o factores de riesgo o contacto en los diez/quince días previos. La presencia de un acompañante en el parto es un derecho que puede pedir en su plan de parto.

¿Cómo es el parto de una embarazada con coronavirus?

Cuando la embarazada está infectada por coronavirus, en el momento en que se ponga de parto hay que tomar medidas para minimizar la posibilidad de contagio al bebé y a los profesionales sanitarios.

Publicidad
  1. Si la embarazada ha dado positivo en el test de coronavirus o tiene síntomas de la infección, debe acudir al hospital con mascarilla, guantes, correcta higiene de manos y avisar sobre su situación en Urgencias cuando llegue para que activen el protocolo correspondiente.
  2. El  proceso del parto se debe llevar a cabo en una única sala de partos, preferiblemente con presión negativa o en su defecto en el quirófano establecido en el protocolo vigente, y con la utilización de EPI-B en el personal implicado en la atención del parto.
  3. La embarazada debe llevar mascarilla quirúrgica durante todo el proceso.ç
  4. La decisión sobre el tipo de parto (vaginal o cesárea) dependerá de la situación clínica de la madre y el bebé.
  5. Se puede utilizar analgesia epidural, es más se aconseja administrarla de forma precoz para minimizar el riesgo de una anestesia general en caso de necesitar finalizar el parto de forma urgente.

Este protocolo es el que se sigue con pacientes asintomáticas o con síntomas leves, en centros preparados, con circuitos establecidos para la atención de esos casos.

¿Se puede hacer  piel con piel después del parto?

El experto explica que se desconoce si los recién nacidos infectados por Covid 19 tienen o no más riesgo de complicaciones severas, considerándose siempre “casos en investigación”.

 La posibilidad de transmisión de la madre con coronavirus al recién nacido por las secreciones maternas hace que se tengan que valorar, de forma individualizada y con los padres, los riesgos y beneficios de separar o no temporalmente a la madre del recién nacido.

La decisión de no separar madre y recién nacido es una opción que depende de la severidad de la infección, signos y síntomas y de los resultados de los test de laboratorio para el diagnóstico de COVID-19 . Y en cualquier caso, si se decide mantenerlos juntos es necesario adoptar medidas especiales, como utilizar barreras arquitectónicas (mampara…), colocar al recién nacido a más de 2 metros de distancia de la madre, usar mascarilla quirúrgica a distancias inferiores a 2 metros y usar guantes para cualquier manipulación del recién nacido, además de realizar realizar higiene de manos antes y después de cualquier contacto con el recién nacido.

Si no hay ni síntomas ni diagnóstico positivo, la recomendación es favorecer el piel con piel y la lactancia.

¿Se puede dar el pecho con coronavirus?

El Ministerio de Sanidad y la OMS, aconsejan promover la lactancia cuando si el estado de la madre y el bebé lo permiten, y también dar el pecho si la madre está infectada con coronavirus manteniendo las medidas estrictas de aislamiento (uso de mascarilla quirúrgica, lavado de manos antes y después del contacto y limpieza de la piel a nivel mamario y de las superficies que puedan estar en contacto).

También se puede utilizar un sacaleches individual, extremando medidas higiénicas, para que la propia madre, o un familiar que no tenga la enfermad, le dé la leche materna al bebé.

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Cómo ayudar al bebé a dormirse cuando se despierta a media noche

Requisitos para ser familia numerosa y pasos para pedir el título

¿Miedo al parto? 5 consejos para que sea más fácil

Comparte si te gusta
Publicidad