Antes de saber que esperan un bebé, muchas embarazadas empiezan a notar el efecto de las hormonas del embarazo en su cuerpo (somnolencia, una sensibilidad especial a los olores etc), es decir, los primeros síntomas del embarazo. Y es que las hormonas tienen un papel fundamental en el desarrollo del embarazo desde el comienzo. 

Las hormonas son unas sustancias que se producen en las glándulas del cuerpo (ovarios, tiroides, páncreas…) y después circulan a través de la sangre para llegar a los órganos y tejidos. Son las mensajeras químicas del cuerpo. Influyen sobre la salud, ya que intervienen en muchas funciones del cuerpo como el desarrollo, el metabolismo, la función sexual, la reproducción y también en el estado de ánimo.

En el ciclo menstrual intervienen dos hormonas del embarazo.

  • En la primera parte del ciclo , que va desde que finaliza la regla hasta la ovulación (hacia el día 14), los estrógenos maduran el óvulo y después lo mandan del ovario hacia las trompas.
  • Una vez que se produce la ovulación,  el ovario comienza a segregar otra hormona llamada progesterona, que prepara el útero para recibir al embrión (en caso de que se produzca la fecundación) e impide que maduren otros óvulos.

Si no se produce un embarazo, la hormona progesterona deja de producirse, aparece la regla y empieza un nuevo ciclo mensturaol

Pero si se produce un embarazo, la capa que rodea al huevo fecundado (la unión del óvulo y el espermatozoide) empieza a elaborar otra  hormona, llamada Hormona gonadotropina coriónica (HCG), que es muy importante al inicio del embarazo. Esta hormona ayuda al ovario a crear progesterona, hasta que lo haga la placenta que todavía tiene que formarse.

  • Esta es la hormona que se comprueba en los test de embarazo, ya que sus niveles se disparan mucho en las primeras semanas de embarazo. Se detecta en la orina incluso antes de que falte la regla.
  • Es también la hormona responsable de las náuseas y el cansancio inicial que experimentan muchas embarazadas
  • La HCG alcanza  su pico más alto en la novena semana de embarazo y después empieza a disminuir progresivamente.

En el primer trimestre de embarazo, además de la HCG tienen un importante papel los estrógenos (que se producen durante todo el embarazo y bajan después del parto) y la progesterona, que empezará a bajar poco antes del parto.

En el segundo trimestre la placenta se ha formado del todo y es la principal productora de las hormonas en el embarazo, aunque parte de los estrógenos que circulan por la sangre también proceden del feto.

En este trimestre los niveles de progesterona son muy altos, lo que mejora mucho el ánimo.

Al final del tercer trimestre baja la progesterona y entra en juego una cuarta hormona, la oxitocina, que se produce en el hipotálamo: es la llamada hormona del amor, que también puede producir las primeras contracciones uterinas.

Funciones y efectos de las hormonas del embarazo

Los estrógenos

Estimulan el desarrollo de los órganos del bebé y favorecen la adaptación del cuerpo de la madre.

Son los responsables de la retención de líquidos (hinchazón, varices, congestión….), el sangrado de encías, pero también del aumento del deseo sexual que a menudo se produce en el embarazo a partir del segundo trimestre.

La progesterona

Forma el tapón mucoso, impide que el sistema inmunitario de la madre ataque al feto e impide las contracciones antes de tiempo.

Es responsable de el exceso de sueño, aumento de las ganas de hacer pis, estreñimiento, digestiones más lentas, manchas en la piel, retención de líquidos, calores y sofocos pero también de la sensación de bienestar que siente la embarazada a partir del segundo trimestre.

La HCG

Mantiene la producción de progesterona por el ovario hasta que la placenta empieza a funcionar. Provoca las náuseas del primer trimestre.

La oxitocina

Contrae el útero durante el parto y, también durante la lactancia (su producción aumenta al dar el pecho), ayudando que recupere su tamaño normal. También favorece la secreción de leche en la lactancia.

Se la llama la hormona del amor porque ayuda a establecer el vínculo madre-hijo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

¿Cuándo se sabe el sexo del bebé?

El ejercicio en el embarazo reduce la duración del parto

¿Quieres saber qué deportes se pueden practicar en el embarazo y qué precauciones hay que tener?

Maternidad tardía: el embarazo a los 40

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies