El tema del Rh sanguíneo es algo que siempre me ha intrigado mucho, probablemente porque yo soy Rh negativo y me habían llegado a decir cosas como que “por esta razón, podía tener bebés más pequeños de lo normal”. Un mito que no lo es tanto y que, ciertamente, podría ocurrir (tener bebés más pequeños y también otras cosas más graves), siempre que se den también determinadas circunstancias y que no se trate de forma preventiva a la futura madre durante el embarazo y tras el parto.

Por qué el Rh negativo puede ser un problema

El problema es que el  negativo rechaza a la sangre con  positivo. Por eso, una de las primeras cosas que pregunta el médico en las revisiones del embarazo es el grupo sanguíneo de los dos padres.

Pueden darse diferentes situaciones:

a) Embarazada Rh negativo y futuro padre Rh negativo: el bebé será Rh negativo

Si la sangre de la embarazada es Rh negativo y la del futuro padre, también, el Rh del bebé será negativo.

En estos casos no suele haber problemas, pero, no obstante, se realiza una analítica al principio del embarazo por si la sangre de la futura madre hubiera entrado anteriormente en contacto con Rh positivo (por ejemplo en una transfusión) y hubiera creado anticuerpos.

b) Embarazada Rh negativo y  futuro padre Rh positivo: el bebé puede tener Rh negativo o positivo

Cuando la sangre de la futura madre es Rh negativo y la del padre Rh +, hay aproximadamente un 50% de posibilidades de que el bebé que viene en camino sea Rh positivo y esto podría suponer un problema en embarazos futuros.

Por lo general, la sangre de la madre no se mezcla con la sangre del bebé durante el embarazo. Pero a veces, puede ocurrir durante el parto o en ciertos momentos del embarazo.

Si la sangre de un bebé Rh positivo entra en contacto con la sangre de la madre durante el embarazo o el parto, el cuerpo de la futura madre los identificará como extraños y comenzará a producir anticuerpos Rh.

Estos anticuerpos no tienen ninguna consecuencia sobre la salud de la mujer, pero pueden tenerla sobre futuros bebés.

En el primer embarazo no suele afectar al bebé, porque hace falta tiempo para que el organismo de la madre desarrolle los anticuerpos. Pero si el siguiente bebé también tiene factor Rh positivo, los anticuerpos Rh pueden atravesar la placenta y atacar a los glóbulos rojos del feto.

Consecuencias de la incompatibilidad Rh

La incompatibilidad Rh puede provocar problemas de anemia en el bebé y, si no se trata, llegar tener consecuencias graves como la hemólisis, una enfermedad que destruye los glóbulos rojos y libera la hemoglobina en la sangre del recién nacido que se convierte en bilirrubina, lo que hace que el recién nacido tenga un color amarillento :ictericia de la incompatibilidad RH (que no hay que confundir con la ictericia fisiológica que tienen muchos recién nacidos por una acumulación de bilirrubina en la sangre que al hígado del cuesta eliminar).

Medidas preventivas cuando la embarazada es Rh negativo

Por ello, cuando la embarazada es Rh negativo se toman algunas medidas preventivas

  • En las analíticas de sangre del embarazo se realiza un análisis específico (Test de Coombs indirecto) para comprobar que su organismo no ha desarrollado anticuerpos frente al Rh.
  • Además, si el futuro padre tiene Rh positivo se administra una inyección de gammaglobulina anti D a la embarazada en la semana 28 del embarazo para evitar una incompatibilidad sanguínea por si el bebé es Rh positivo.
  • Si una vez que nace el bebé se comprueba que  es Rh positivo, después del parto se pone otra dosis  de gammaglobulina a la madre para prevenir problemas en futuros embarazos.

La gammaglobulina destruye precozmente los hematíes fetales que pasan a la circulación sanguínea de la madre y evita que esta genere anticuerpos frente a los glóbulos rojos fetales Rh+.

Se debe poner en cada embarazo, dado que su protección es temporal. Si tu bebé nace con factor Rh negativo, no es necesario ningún otro tratamiento.

Además, la inyección de inmunoglobulina Rh también se pone después de cualquier situación en la que la sangre materna pudiera entrar en contacto con la sangre del bebé, como

  • Aborto espontáneo o programado
  •  Amniocentesis y análisis de vellosidades coriónicas (dos pruebas de diagnóstico fetal)
  •  Embarazo ectópico: cuando el óvulo fecundado se implanta fuera del útero habitualmente en una trompa de Falopio
  •  Embarazo molar: tumor no canceroso (benigno) que se forma en el útero
  •  Sangrado durante el embarazo.

Fuente: Clínica Mayo, a través de MedlinePlus y revisiones del embarazo en el segundo trimestre (asesorado por la matrona Gema Magdaleno).

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

1 Comentario

  1. Poli

    Hola mi hija es cero negativo se a kedado embarazada, esta de cinco semanas y ayer empezo a manchar, como una regla normal y hoy ya no mancha, nos an dicho k puede ser un alborto ,es su primer embarazo su marido es A positivo ayer le pusieron la vacuna no savemos k va a pasar pero si no sale adelante ya se contaria como su primer hijo? Y si se keda otra vez embarazada ahi k tratarla como si fuera el segundo hijo ? Gracias

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Diagnóstico prenatal: el test no invasivo puede ser una alternativa a la amniocentesis

Desarrollo del feto en el tercer trimestre de embarazo

Los hospitales empiezan a realizar una prueba para detectar el riesgo de sufrir preeclampsia en el embarazo y prevenirla

Maternidad tardía: el embarazo a los 40

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies