Publicidad

En la vagina hay diferentes microorganismos que  ayudan a mantener el  pH idóneo de la vagina que impide el crecimiento de de muchos hongos y bacterias. Por ello es fundamental mantener una higiene íntima adecuada en todas las etapas de la vida.

La semana pasada asistí a un debatesobre falsos mitos de higiene íntima entre las integrantes del grupo musical Sweet California y una ginecóloga experta, organizado por la marca de higiene íntima Chilly.  Aunque ya conocía muchos de estos falsos mitos porque he escrito en numerosas ocasiones sobre la higiene íntima en el embarazo y los cuidados en el posparto, siempre está bien recordarlos.

Publicidad

Según explicó la ginecóloga Belén Gómez, en la vagina hay diferentes microorganismos, entre ellos unas bacterias que se llaman Lactobacillus que ayudan a mantener el  pH idóneo de la vagina (que debe estar en torno a 3.5 y 5). y mantener un ambiente ácido que impide el crecimiento de de muchos hongos y bacterias.

Publicidad

El pH de la zona genital es más ácido que el del resto del cuerpo para evitar la proliferación de estos microorganismos, pero puede variar por diferentes causas:

  • Factores hormonales: es más ácido en la menopausia, la infancia (cuando se inicia la menstruación) y posparto.
  • Factores ambientales: usar ropa muy ajustada o con tintes y fibras agresivos, exceso de humedad en la zona, etc.
  • Factores químicos: uso de anticonceptivos, higiene excesiva, uso de productos agresivos, toma de antibióticos que destruyen los lactobacillus, etc.
  • Factores sexuales: por la alcalinidad del esperma

Por todo ello, es fundamental mantener una higiene íntima adecuada en todas las etapas de la vida.

Higiene íntima: buenos hábitos

¿Cuánto lavarse?

La experta recomienda de forma general, lavar la zona íntima una vez al día con un producto específico, en movimientos de delante a atrás, para evitar el arrastre, y también siempre después de tener relaciones sexuales o si se ha hecho deporte y se ha sudado mucho.

Publicidad
Publicidad

  • No es bueno lavarse en exceso ni usar cualquier producto, por ejemplo el clásico jabón de lagarto no sirve para todo, ya que podría ocasionar irritaciones. El exceso de higiene podría eliminar los lactobacilus que mantienen el ph de la vagina. Lo mismo puede decirse de las duchas vaginales, destruyen la protección natural de la vagina.
  • Después de lavarse, siempre hay que secarse muy bien

No conviene usar a diario salva slip

La  experta también desaconseja el uso habitual de salva slip, porque estos artículos llevan perfumes y plásticos que aumentan la humedad en la zona exterior de vaginay pueden alterar el pH de la flora vaginal. “El salvaslip puede ser práctico, por ejemplo, cuando se está con la menstruación y se usa un tampón, como medida de precaución para sentirse segura ante pérdidas. Pero no debe usarse de forma habitual”, explica.

  • Por la misma razón, para prevenir las infecciones, se recomienda usar a diario ropa interior de algodón transpirable.

Consejos para prevenir la cistitis

En la mujerm la cistitis es un problema más frecuente que los hombres porque la uretra es más cortita y los gérmenes que puede haber en el aparato genital externo llegan más fácilmente a la vejiga. Para prevenir las infecciones urinarias la experta recomienda

  • Cambiarse a menudo
  • Beber mucha agua
  • No retener la orina
  • Limpiar siempre la zona genital de delante hacia atrás, así se evita la entrada de restos fecales en la vagina.
  • Mantener higiene íntima adecuada para que el ecosistema esté controlado y no vayan gérmenes a la vejiga.
  • Si son recurrentes hay que investigar qué está pasando.

 

Higiene íntima en el embarazo

Los cambios hormonales del embarazo modifican el pH de la vagina y la cantidad y composición del flujo vaginal. Esto provoca que la embarazada sea más propensa a sufrir infecciones vaginales, especialmente por hongos (sobre todo cándidas).

Publicidad

Conviene consultar con el ginecólogo si o la matrona el flujo vaginal huele de forma diferente a los habitual, causa dolor, picor o sensación de ardor, o es más espeso blanquecino (como si fuese yogur), tiene color amarillento o verdoso.

Estos cambios podrían ser síntomas de una infección o a un desequilibrio de la flora vaginal normal que el especialistas debe valorar y tratar con un tratamiento específico, generalmente a través de cremas y óvulos.

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

1 Comentario

  1. Lianchio DiscaHogar

    Es super importante esta higiene, tengo infecciones recurrentes, y antes de averiguar el origen trataba de seguir todos estos pasos. Al final era por otros motivos, pero sigo teniendo en cuenta estas pautas. Genial post!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Consejos para hacer frente al insomnio

Ayudas por hijos con discapacidad

Comparte si te gusta
Publicidad