Una investigación de la Universidad de Colorado, publicada recientemente en la revista Physiological Reports la producción de melatonina, hormona que regula el sueño se reduce mucho en los niños en edad preescolar si permanecen expuestos a luz intensa antes de irse a dormir.

En concreto, en el experimento se ha visto que exponer a los niños menores de cinco años durante una hora a luz brillante detiene casi por completo la producción de la hormona melatonina que no vuelve a estar activa hasta al menos 50 minutos después de apagar la luz.

Para realizar el experimento se utilizó un grupo de diez niños con edades de tres a cinco años.

  • Durante cinco días los niños siguieron un horario de sueño regular. En  este tiempo los investigadores tomaron muestras de su saliva para medir los niveles de melatonina.
  • El sexto día redujeron mucho la luz que había en sus cuartos, cubriendo las ventanas con bolsa de plástico negro y poniendo bombillas con menos vatios. De nuevo, volvieron a medir los niveles de melatonina
  • El séptimo día, una hora antes de dormir, los niños estuvieron jugando sobre una mesa de luz intensa. Nuevamente, los investigadores tomaron muestras de saliva para valorar el nivel de melatonina.

En las mediciones realizadas se comprobó que los niveles de melatonina en los niños eran un 88% más bajos después de la exposición a la luz brillante y que, además, no empezaban a aumentar hasta al menos 50 minutos después de apagar la luz.

Sin embargo, cuando los niños estaban expuestos a un ambiente oscuro se dormían antes.

El efecto de la luz sobre la producción de melatonina es mucho más intenso en los niños que en los adultos

En otros estudios que se ha realizado anteriormente con adultos se ha visto la exposición a la luz influye mucho menos en la producción de melatonina.

Se piensa que los niños reaccionan más intensamente a la luz porque tienen las pupilas más grandes y las lentes más transparentes  y, por lo tanto, son más vulnerables.

De hecho, los resultados se este estudio se suman a uno reciente que indica que el uso de pantallas antes de dormir dificulta el sueño

Por lo tanto, entre las rutinas que ayudan a facilitar el sueño, hay que evitar que los niños estén expuestos a luces intensas antes de irse a la cama. Lo ideal es crear un ambiente tranquilo y si tiene miedo de quedarse a oscuras, poner una luz  suave o un quitamiedos.

Imagen: Designed by Freepik

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo diferenciar las pesadillas y los terrores nocturnos y cómo actuar en cada caso

Cómo actuar si tu hijo se hace pis en la cama: ante todo, cariño y comprensión

Cómo ayudar a los niños a dormir la siesta

En qué fijarse al elegir colegio

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies