Publicidad

Si hay una cosa que preocupa a los padres es el crecimiento de sus hijos, cuando son bebés se fijan sobre todo en el peso (el aumento de peso indica que el bebé está mamando bien y lo contrario puede indicar un problema con la lactancia). En la adolescencia, lógicamente nos preocupa que se mantengan en un peso adecuado para evitar los problemas que puede ocasionar la obesidad, pero el principal punto de mira se centra en la altura, porque es cuando más se notan las diferencias de talla entre chavales de la misma edad y es habitual que algunos padres se pregunten: “¿Qué pasa que mi hijo no crece como los demás?” ¿Se quedará bajito”?

Un estudio del Hospital Vall d’Hebron, ha demostrado, por primera vez en el mundo que los adolescentes puedende los adolescentes bajitos no lo serán de adultos, ya que a los 18 años todos miden más o menos los mismo.

En concreto, el estudio realizado con 1.453 personas (743 chicas y 710 chicos, todos ellos sin obesidad ni desnutrición) entre los años 1995 y 2017, ha permitido establecer a nivel mundial cinco velocidades de crecimiento de los adolescentes clasificándoles en: maduradores muy tempranos, tempranos, intermedios, tardíos y muy tardíos.

Publicidad


Los investigadores, liderados por el Dr. Antonio Carrascosa, consultor docente sénior de Vall d’Hebron, exjefe de Pediatría de Vall d’Hebron (1988-2015) y catedrático de Pediatría en la Universidad Autónoma de Barcelona, han recopilado datos de la talla, la velocidad de crecimiento, el peso y el índice de masa corporal de los participantes, desde los 4 años hasta los 18 años.

El trabajo se ha hecho con la colaboración del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (CIBERER).

Es el primer estudio que evalúa así el crecimiento en todo el mundo con un número tanto elevado de participantes.

Publicidad


Cinco velocidades de crecimiento que dependen de cuando se inicie la pubertad

Hasta ahora, el crecimiento de los adolescentes se comparaba con un único patrón “normal” (intermedio), sin tener en cuenta que en realidad hay cinco velocidades de crecimiento normales. Esto provocaba diagnósticos erróneos y tratamientos innecesarios.

Con la nueva clasificación, además, se  destierran mitos como que los chicos y las chicas que empiezan a crecer antes serán más pequeños que el resto o que los que dan el estirón más tarde serán más altos. Esto no tiene por qué ser así.

La principal conclusión del estudio es que existen cinco patrones de crecimiento puberal o adolescente, y no solo una como se creía hasta ahora.

Las cinco velocidades están determinadas por el momento de inicio de la pubertad ( esto es la aparición de los caracteres sexuales: crecimiento de los pechos en las chicas, incremento de la medida testicular en los chicos), que es el pistoletazo de salida para el crecimiento del adolescente.

Así, en las niñas, la clasificación de las velocidades de crecimiento es:

  • Inicio de la pubertad con 8 años: maduradora muy temprana
  • Inicio de la pubertad con 9 años: maduradora temprana
  • Inicio de la pubertad con 10 años: intermedia
  • Inicio de la pubertad con 11 años: tardía
  • Inicio de la pubertad con 12 años: muy tardía.

En los varones la clasificación de las velocidades de crecimiento es:

  • Inicio de la pubertad con 10 años: madurador muy temprano
  • Inicio de la pubertad con 11 años: madurador temprano
  • Inicio de la pubertad con 12 años: intermedio
  • Inicio de la pubertad con  13 años: tardío
  • Inicio de la pubertad con 14 años: muy tardío.

Esto significa que los maduradores muy tempranos ganan muchos más centímetros de altura que el resto a partir de los 8 años en las chicas y de los 10 años en los chicos.

Por ejemplo:

  • A los 8 años, como media, las chicas maduradoras muy tempranas miden 129 cm de altura y las muy tardías, 126 cm.
  • A los 12 años, las chicas muy tempranas miden 157 cm y las muy tardías, 145 cm.

Los dos patrones de crecimiento son normales; lo que ocurre es que los maduradores muy tempranos empiezan a crecer antes.

Por lo tanto, un chico de 14 años puede ser el más bajo de la clase, y esto no significa que vaya a quedarse bajito, porque si con esta edad acaba de debutar en la pubertad será un madurador muy tardío y empezará a crecer más tarde.

De hecho, el estudio muestra que, como media, los chicos y chicas de los cinco grupos llegan a los 18 años con una estatura similar (alrededor de los 167,7 centímetros en las chicas y de los 178 centímetros en los chicos).

“Es decir, cada chico crece a su ritmo, y los cinco patrones son normales”, afirma el Dr. Antonio Carrascosa.

Ya se sabía que la pubertad acelera el crecimiento. Pero, sin embargo, hasta ahora, no se había realizado ningún estudio en el mundo con tantos participantes sobre la relación entre el inicio de la pubertad y los diferentes patrones de crecimiento.

Evitar tratamientos innecesarios para frenar o acelerar el crecimiento

Tras este estudiom si se tiene en cuenta la edad de inicio de la pubertad, el médico sabrá qué tipo de patrón sigue el adolescente, y podrá valorar su crecimiento es normal o no en función de su velocidad de crecimiento.

Según explica el Dr. Antonio Carrascosa: “utilizar un único patrón de crecimiento (el intermedio) como comparador normal ha provocado  errores diagnósticos, tratamientos innecesarios, como administrar tratamientos farmacológicos para frenar la progresión de la pubertad en niños o niñas maduradores muy tempranos, cuando no era necesario, ya que estos niños han empezado a crecer antes porque simplemente su pubertad se ha iniciado más pronto”.

“Es evidente que hay niños que tienen problemas de crecimiento y que hay que tratarlos –añade el experto-  pero cuando un chico de 14 o 15 años es el más bajito de la clase, lo primero que hay que hacer es estudiar su crecimiento con el patrón de crecimiento en relación a su estado madurativo. El simple hecho de constatar que su altura es congruente con su grupo madurador puede evitar la administración innecesaria de fármacos anabolizantes o incluso hormona de crecimiento”.

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Libro gratuito para concienciar a los adolescentes de que fumar no mola que se puede descargar por internet

Ayudas por hijos con discapacidad

Comparte si te gusta