Conseguir el embarazo no siempre es fácil y a medida que pasa el tiempo la ansiedad que produce ver que el bebé no llega, puede hacer que resulte más difícil. Probablemente, por eso, por Internet circula abundante información sobre ciertos “tratamientos naturales caseros”  que pueden aumentar la fertilidad.

Sin embargo, según explica el Dr. David Rodríguez, especialista en Ginecología de la APP MediQuo: “no hay estudios científicos que demuestren que productos como la maca (una planta con efectos en el sistema endocrino), el aceite de onagra ( que ayudar a la producción del moco cervical) o el inositol  (una vitamina del complejo B que ayuda a regular la menstruación) aumenten la fertilidad”.

El especialista añade que el ácido fólico (que se recomienda a la mujer cuando se inicia la búsqueda del embarazo para prevenir la espina bífida y anomalías en el corazón) “tampoco ayuda a mejorar la fertilidad, aunque sí es sumamente importante para la formación correcta del feto”.

Algunos remedios naturales son peligrosos si se produce el embarazo

Además, hay que tener mucho cuidado con estos tratamientos naturales y no llevarlos a cabo nunca por cuenta propia, pues, además de no haber estudios científicos que demuestren que mejoran la fertilidad,algunos, como el aceite de onagra y la maca no se deben tomar durante el embarazo, pues pueden ser peligrosos para el feto. Si estás tomando alguno de estos productos para aumentar la fertilidad y coincide que mientras lo haces te quedas embarazada, no sabrás que estás esperando un bebé hasta que hayan transcurrido al menos dos semanas de la fecundación.

Cambia tus hábitos de vida para aumentar la fertilidad

Para favorecer el embarazo,  el especialista recomienda que tanto el hombre como la mujer sigan unos hábitos saludables:

1.Dieta equilibrada

La alimentación sana y variada ayuda en la búsqueda de un embarazo, porque una mala nutrición puede alterar el ciclo menstrual de la mujer.

2 . Ejercicio físico

El ejercicio físico regular mejora la circulación sanguínea y el equilibrio hormonal. Además reduce los niveles de estrés y el riesgo de diabetes y tensión alta entre otras patologías. Simplemente, caminar, hacer  Pilates o yoga ayudan a sentirse mejor con uno mismo.

3. Mantener un peso adecuado

Tanto  un peso muy bajo como la obesidad  son factores que repercuten en la fertilidad  y en la salud y, además pueden provocar complicaciones durante el embarazo.

4. Evitar el tabaco y el alcohol

Las bebidas alcohólicas y el tabaco reducen la fertilidad y aumentan el riesgo de aborto espontáneo.

5. Y sobre todo, huir del estrés para aumentar la fertilidad

Como decíamos al principio, el estrés es el peor enemigo de la fertilidad. Hay que evitar obsesionarse si el embarazo tarda en llegar.

 

Imagen Designed by Freepik

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo prepararse para el embarazo

Consejos para facilitar la concepción

¿Por qué en mi familia solo nacen niñas? (o niños)

Embarazo múltiple: de qué depende que los bebés sean gemelos o mellizos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies