En el tercer trimestre de embarazo es posible que las visitas al ginecólogo sean más frecuentes porque hay el parto está cada vez más cerca y es necesario comprobar que todo va bien.

En cada revisión, el médico repite la palpación del vientre, medición del útero, auscultación cardíaca del bebé y control de la tensión arterial y de la madre.

  • Entre la semanas 28 y 36 de embarazo, las embarazadas pueden vacunarse de la tosferina en su centro de salud. Es una recomendación del Ministerio de Sanidad para prevenir la enfermedad en el embarazo y el recién nacido.
  • Alrededor de la semana 32-34ª, se realiza la tercera ecografía que marcan los protocolos.
    De nuevo se valora el tamaño y peso del feto, sus movimientos, latido cardíaco, la situación y el estado de la placenta y la cantidad de líquido amniótico. También se observa cómo está colocado de cara al parto.

    • Si está ya boca abajo y  es el primer embarazo, es difícil que se mueva ya.
    • Si el bebé está de nalgas o atravesado, se suele hacer otra ecografía más adelante para ver si ha cambiado su posición.

A veces, se realiza a la mujer una cervicometría, que consiste en medir el cuello del útero para ver si está más corto de lo normal y se le puede adelantar el parto.

En la analítica del tercer trimestre se valora de nuevo el estado de salud de la madre, pues a medida que avanza el  embarazo hay más riesgo de sufrir anemia. Esta analítica sirve además para valorar si se puede administrar la epidural.

Visita al anestesista para firmar la epidural

Si la embarazada quiere dar a luz con epidural, tendrá que realizarse un electrocardiograma, pasar consulta con un anestesista sobre la semana 35 y firmar un consentimiento informado.

  • Hacia las semana 36-37, se realiza un exudado o cultivo vagino-rectal para comprobar si existe una infección en la vagina por una bacteria llamada streptococo B agalactiae, que podría infectar al niño al atravesar el canal del parto. Si sale positiva, habrá que poner antibiótico en el momento del parto.
  • Cuando se acerca la fecha probable de parto, a partir de las semanas 39-40ª (dependiendo del protocolo del hospital) se suele hacer una monitorización semanal: esta prueba, que dura una media hora, valora el latido cardíaco fetal y la existencia de contracciones uterinas. Se realiza con dos sensores conectados al aparato que se sujetan con unas cintas o una faja al abdomen de la mujer (que debe permanecer tumbada). Los resultados se reflejan en una  gráfica que registra la frecuencia cardíaca del niño y las contracciones del útero. Se puede realizar tantas veces como sea necesario, ya que es inocua.

Las citas con la matrona

El seguimiento que realiza la matrona complementa las visitas al ginecólogo. Habitualmente, en cada visita la matrona toma la tensión arterial de la embarazada, revisa el peso y resuelve sus dudas sobre alimentación, ejercicio, sexualidad y problemas del embarazo que puede dar un poco de corte comentar con el ginecólogo.

Además, escucha con un Sonicaid (un tipo de micrófono especial) los latidos del corazón del feto, que muestra una gran vitalidad.

En el tercer trimestre, la matrona imparte las clases de educación maternal que ayudan a la futura a madre a prepararse física y mentalmente para el parto y ofrecen información práctica sobre el embarazo y el cuidado del bebé. 

Asesoramiento: Gema Magdaleno,matrona de atención primaria de Madrid

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Prevenir dolores de espalda en el embarazo

Consejos para hacer Pilates en el embarazo

Cómo cuidar el suelo pélvico en el embarazo y siempre

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies