El Hospital Universitario de Torrejón, de la red pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, que recientemente ha cumplido seis años, está de enhorabuena estos días porque ha atendido 12.900 partos desde su apertura, superando las previsiones que tenía cuando se abrió.

Curiosamente, el parto 12.900 ha coincidido con el nacimiento del hermano del primer niño que nació en el hospital, en octubre del 2011, cuando este acababa de abrir sus puertas.

El El Hospital Universitario de Torrejón sigue un programa de Parto Respetado en el que la madre puede decidir en todo momento como desea su parto.

En los partos respetados el personal médico interviene solo en aquellos casos en los que los padres lo desean, o se presente alguna complicación.

Además, el hospital sigue un Programa de Piel con Piel tanto en partos vaginales como en las cesáreas y fomenta el contacto de los padres y el bebé desde el primer momento, involucrando a la familia desde el nacimiento en los cuidados.

Piel con piel en las cesáreas

Cuando es necesario hacer una cesárea y la madre no está en condiciones de mantener el contacto con el recién nacido, el primer contacto se realiza con el padre, que puede estar en todo momento acompañando a la madre sea parto natural o cesárea, aumentando así la tranquilidad de la mujer.

Además, el hospital tiene un índice de cesárea bajo, 15% desde inicio de 2017, en comparación con el de la media nacional.

El Hospital Universitario de Torrejón tiene ocho paritorios en los que la madre realiza la dilatación, el expulsivo y la recuperación.

Entre ellos, existe un paritorio con bañera, en el que si lo desean la madre pueden realizar el parto en el agua cuando ni el embarazo ni el parto presenten ninguna complicación. En este hospital, en la bañera se puede realizar, no solo la dilatación, si no también el expulsivo dentro del agua.

Caridad Amador, supervisora del área materno-infantil del hospital explica que “cada vez son más las madres que desean dar a luz en el agua. Eso sí, se deben presentar unos requisitos muy específicos, pero si todos ellos se cumplen no hay impedimento para que realicen el expulsivo dentro de la bañera.

Además, el hospital trata de humanizar el parto al máximo, ofreciendo a las madres todo tipo de comodidades, como pelotas, colchonetas, o sillas de parto para que escojan la manera más cómoda de afrontar el dolor.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuándo nacerá: así se calcula la fecha del parto

¿Quieres saber cómo es un parto respetado?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies