Con el biberón, sabemos cuánto leche adaptada toma un bebé, pero con la lactancia materna no se puede calcular el volumen de leche. Sin embargo, hay algunas pautas para saber si el bebé mama bien y, por lo tanto, está tomando suficiente leche materna.

Aunque la lactancia es un acto natural, la forma de colocar al bebé al pecho se aprende y a veces, a pesar de que en la actualidad la mayoría de los hospitales apoyan la lactancia materna, si la madre no recibe suficiente apoyo puede que cueste un poquito hacerlo.

La postura para amamantar es diferente que la que usamos para dar el biberón. Para mamar, el bebé debe estar girado hacia su madre, no boca arriba como cuando toma el biberón, y a la altura del pecho para evitar que la madre se incline y fuerce la espalda.

Si la madre y el niño están cómodos y el bebé se ha enganchado bien, este mamará todo lo que necesite. Si no es así, puede dejar de mamar antes de tiempo o, al contrario, pasar demasiado tiempo en el pecho porque no succiona bien y aparecer las temidas grietas o retenciones de leche que dificultarán la lactancia.

En este contexto, es habitual que la madre reciente se pregunte si el bebé mama bien y está tomando suficiente leche materna.

Hasta hace un tiempo, lo que más se valoraba era si el bebé cogía peso o no, pero ahora se tienen en cuenta otros factores, porque los bebés no engordan de forma constante, sino con altibajos (por eso, se aconseja  al bebé una vez al mes, en la consulta del pediatra y no por semanas como antaño).

Además, durante la primera semana es normal que el recién nacido pierda hasta 300 gramos de peso, entre otras cosas porque después nacer tiene que expulsar el meconio (primera caca de color casi negro) y la orina retenida.

Por lo tanto, salvo que el pediatra lo recomiende por alguna razón, no es una buena idea, ni necesario  pesar al bebé a menudo en la farmacia porque puede inducir a error y generar ansiedad innecesaria.

Señales que indican que el bebé mama bien

El Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría , da algunas pautas que indican que el bebé toma leche materna y por lo tanto mama bien:

1 El bebé gana peso a su ritmo (en principio, es mejor que esto lo controle el pediatra).

2 La boca de del bebé, (y su nariz y su barbilla, quedan muy pegada al pezón, de forma que al mamar no se ve el pezón ni la mayor parte de la areola (la lengua queda debajo).

3.Cuando el bebé succiona se puede ver cómo mueve la mandíbula (el movimiento llega hasta su oreja) e incluso escuchar cómo traga.

4.El ritmo de succión durante la toma suele ser muy rápido al principio y disminuir después

5. El bebé mama a menudo, sobre todo al principio ya que es muy pequeñito y se cansa de succionar. La lactancia se da a demanda cuando el bebé lo pide.

A lo largo del crecimiento, hay etapas en las que el bebé que ya mamaba con menos frecuencia, de repente pide más y parece que no se sacia. Son las llamadas crisis de lactancia. Cuando ocurre, lo que hay que hacer es ponerle más a menudo al pecho para estimular la producción de leche materna (cuanto más mama el bebé, más leche produce la madre). Darle un biberón porque parece que se queda con hambre es contraproducente, pues entonces el bebé no mamará más y la madre no producirá más leche.

5. El bebé suelta el pecho por sí mismo y se le ve tranquilo y relajado después de comer.

6. El bebé tiene la boca húmeda y no le huele el aliento a ácido y su piel está sonrosada.

7. Una vez que ha echado el meconio, hacia el quinto día, el bebé hace pis y varias veces al día. Algunos bebés lo hacen después de cada toma. Las cacas suelen ser blandas y amarillentas y la orina de color pálido (un pipí muy amarillo podría ser señal de que no está tomando suficiente líquido, probablemente por una mala postura que no estimula adecuadamente el pecho ni la producción).

8.  El pecho está más blandito después de la toma.

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Si duermes con tu hijo, toma precauciones para hacer un colecho seguro

Beneficios de la lactancia materna en la madre y el bebé
Lactancia múltiple: cómo dar el pecho a dos bebés a la vez
El permiso de lactancia
Qué se puede y que no se puede hacer en el posparto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies