Cuando sales de vacaciones, con más razón si viajas con niños o estás embarazada, es muy importante llevar en regla toda la documentación sanitaria. Si vas a viajar a Europa, aunque sea por pocos días, es conveniente que pidas la tarjeta sanitaria europea. Aunque lo más probable es que no ocurra ningún percance, conviene ir preparado por si acaso, para evitar desembolsos previos y papeleos burocráticos, que luego son un rollo.

La tarjeta sanitaria europea es un documento nominativo  individual, con dos años de validez que da derecho a asistencia sanitaria en estos países: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia y Suiza.

En algunos casos hay que abonar una cantidad fija o un porcentaje de los gastos derivados de la asistencia sanitaria, en igualdad de condiciones con los asegurados del Estado al que se viaja. Estos importes no son reintegrables. Por ejemplo en Alemania, los mayores de 18 años tienen que pagar una cuota diaria de 10 euros por un máximo de 28 días de estancia en hospital durante el mismo año. Aquí puedes ver cómo utilizar la tarjeta en cada paísy cómo funciona el reembolso, copago, qué médico pertenecen al sistema público de salud e incluso qué hacer en caso de pérdida o sustracción de la tarjeta

Cómo pedir la tarjeta sanitaria europea (TSE)

La tarjeta sanitaria europea (TSE) se solicita en las oficinas del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), pero como en algunas localidades el servicio está muy saturado ( por ejemplo, en Madrid hay demoras de un mes o más en las citas para atención personalizada) lo más práctico es pedirla por internet en este enlace.

Es muy sencillo: solo hay que indicar los datos del titular (nombre, DNI y número de la Seguridad Social) y sus beneficiarios (nombre y DNI de hijos y/o cónyuge) y la dirección postal y se recibe en un plazo de 10 días. Para solicitarla no hace falta certificado electrónico ni DNI electrónico.

La tarjeta sanitaria europea se puede pedir para los titulares del derecho a la asistencia sanitaria y beneficiarios a su cargo que cumplan los requisitos exigidos por la legislación española y por los Reglamentos Comunitarios de Seguridad Social.

No obstante, si se está cobrando una prestación o subsidio por desempleo no se puede pedir la tarjeta sanitaria europea, por las limitaciones que hay en las estancias fuera de España en estos casos, pero en su lugar se puede pedir un certificado provisional sustitutorio por el tiempo que se va a estar fuera, con un máximo de duración de 90 días, en este enlace. 

El certificado provisional sustitutorio solo se puede pedir con certificado digital o usuario y contraseña del portal tu Seguridad Social

Si no da tiempo a que llegue la tarjeta sanitaria europea, pide un certificado provisional sustitutorio

El certificado provisional sustitutorio es una opción en caso de que el viaje sea inminente y no dé tiempo a que llegue la tarjeta sanitaria, ya que se descarga en el momento.

Como he explicado anteriormente, se puede pedir por un máximo de 90 días.

Otras precauciones si se viaja al extranjero

  • La tarjeta sanitaria europea y el certificado provisional sustitutorio no son una alternativa al seguro de viaje. Estos documentos no cubren la asistencia sanitaria privada,  ni gastos por tener que regresar en avión urgente a España o robo. Si has contratado un viaje organizado comprueba si lleva incluido u seguro de viaje y qué cobertura tiene.

-un año más, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha puesto en marcha la campaña “La Salud también viaja” para informar sobre  las precauciones que hay que tomar para proteger la salud cuando se viaja al extranjero, especialmente si el destino es un país tropical o poco frecuente.

Aquí puedes ampliar información sobre qué hacer si enfermas en el extranjero,Y aquí sobre el mejor medio para viajar embarazada  o  viajar con un bebé en un avión

¿Y si el destino es España?

Si te mueves por España, no olvides llevar las tarjetas sanitarias de toda la familia. Desde este verano la receta electrónica ya funciona en todas las comunidades autónomas y se supone que también empieza a funcionar la interoperabilidad de los historiales médicos. No obstante,si alguien de la familia padece alguna enfermedad crónica, conviene llevar copia de los informes médicos y tratamientos, pues todavía hay zonas donde no está funcionando bien.

Por si acaso, localiza  el centro de salud más cercano a donde te vayas a hospedar y también la farmacia y el hospital, por si se produce alguna urgencia de noche.

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Precauciones si se viaja al extranjero

Ayudas por hijos con discapacidad

Comparte si te gusta