Todas las embarazas, especialmente a las primerizas, se preguntan si sabrán distinguir los síntomas del parto cuando llegue el momento. Aunque cada experiencia es diferente, incluso en la misma madre,  los síntomas de que anuncian que el bebé va a nacer son bastante claros: contracciones  regulares y, a vecesm en las horas o días previos: expulsión del tapón mucoso, malestar general, ganas de hacer pis, etc.

Síntomas de parto 

Contracciones regulares

Las contracciones de parto son más intensas, regulares y dolorosas que las contracciones que notan algunas embarazadas desde el segundo trimestre del embarazo (contracciones de Braxton-Hicks).

Las contracciones de parto son rítmicas, con cada una la tripa se endurece, resultan cada vez más molestas y no ceden en reposo.

  • Se recomienda que las madres primerizas vayan al hospital cuando noten las contracciones cada cinco minutos, durante un periodo de una hora.
  • A las mujeres que ya han sido madres, se les aconseja ir al hospital cuando tengan contracciones seguidas e intensas cada diez minutos que no se paran en reposo.

Con las contracciones es habitual  que aparezcan otros síntomas a consecuencia del esfuerzo que está realizando el organismo como malestar general, sensación de mareo, náuseas, ganas de ir al baño, etc.

  • En caso de duda siempre es mejor consultar.

Romper aguas

La bolsa de aguas (membrana) que envuelve al bebé suele romperse con la fuerza de las contracciones, pero a veces se rompe antes del parto y la embarazada nota como le cae el líquido entre las piernas. Aunque romper aguas  puede parecer muy escandaloso, no hay que asustarse (a veces se rompe aguas y no se inicia el parto), pero sí conviene ir al hospital para prevenir el riesgo que hay de infección al estar rotas las membranas. Siempre que se pierda líquido amniótico hay que acudir al hospital.

La bolsa de aguas también puede romperse levemente, con una fisura y entonces la pérdida de líquido es escasa.

Para saber si lo que se pierde es líquido amniótico o flujo, más abundante al final del embarazo, se puede hacer esta prueba: ponerse un paño oscuro en la braguita y toser. Si sale más líquido es indicio de que la bolsa está rota y conviene ir al hospital

Expulsión del tapón mucoso

El tapón mucoso (una substancia densa que mantiene cerrado el cuello del útero para aislar al feto de posibles contaminaciones) se puede expulsar días u horas antes del parto o durante el propio parto. Es fácil de detectar cuando se expulsa antes del parto, ya que a diferenciar del flujo vaginal es de color rosado porque contiene restos de sangre. Si no hay otros síntomas, la expulsión del tapón mucoso no es razón para ir al hospital pero sí conviene comentárselo al médico porque es un signo de que el parto está próximo.

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Cómo elaborar un plan de parto

5 consejos para facilitar el parto

Recomendaciones de la OMS sobre el parto: la madre decide

¿Cuándo nacerá? Así se calcula la fecha del parto

Segundo parto, más fácil y rápido

Contracciones de parto: guía para reconocerlas

Mitos falsos sobre el parto

Comparte si te gusta