Aunque uno de los primeros síntomas del embarazo suele ser la somnolencia a consecuencia del aumento de la hormona progesterona que tiene un efecto relajante, según avanza el embarazo, y especialmente en el tercer trimestre, puede aparecer el efecto contrario: el insomnio.

Entre el tamaño de la tripa, las pataditas del bebé (que se mueve más cuando la madre está quieta), los cambios de temperatura que acusa el cuerpo según avanza el embarazo (es normal despertarse por calor), las ganas de hacer pis, la ansiedad por los cambios que se están viviendo y están por venir… no hay quien pegue ojo.

Además, paradójicamente, el cansancio excesivo (habitual al final del embarazo) puede impedir el sueño reparador.

¿Dormir con un bebé? Sí, es posible. Consejos para mejorar el sueño en el posparto 

10 ideas para disfrutar del embarazo

Consejos para dormir mejor

Como ocurre con los niños, conviene seguir una rutina para irse a dormir y procurar cumplirla:

  • Dar un paseo a media tarde ayuda a oxigenar el cuerpo y descargar las tensiones acumuladas durante el día.
  • Cenar ligero y pronto. Las comidas copiosas poco antes de acostarse ralentizan la digestión y entorpecen el sueño. Es mejor cenar poco y procurar tomar algún alimento rico en triptofano, una substancia que favorece el sueño (un vaso de leche, ensalada de lechuga…).  Lógicamente hay que evitar cualquier tipo de estimulante, como el café y el té o el cacao.
  • Antes de dormir, mejor leer un libro que ver la tele o usar el móvil o el ordenador. La exposición a la luz artificial que emiten los aparatos electrónicos reduce la secreción de melatonina, hormona necesaria para regular el sueño.
  • Un rato de relajación antes de irse a dormir. No es bueno acostarse agotada, porque muchas veces el propio agotamiento dificulta aún más el inicio del sueño. Para relajar el cuerpo se puede practicar alguna técnica de relajación, como el yoga, o estiramientos suaves de los músculos, o escuchar una música relajante, que luego podrás utilizar también para relajar a tu bebé cuando nazca.
  • Intentar acostarse siempre a la misma hora.

 

Si te despiertas y no consigues dormirte, es mejor levantarse que quedarse en la cama dando vueltas a la cabeza.  Es cierto que al menos el cuerpo descansa, pero la cabeza no, sobre todo si el parto está cerca y te produce un poco de ansiedad. A veces ,es mejor levantarse u rato y realizar una actividad monótona (leer, hacer crucigramas, coser..), es decir algo que distraiga los pensamientos recurrentes hasta que vuelva el sueño.

A medida que avanza el embarazo pueden aparecer  calambres musculares en las pantorrillas y los pies. Son más comunes por la noche. El dolor se alivia estirando bien la pierna y tirando de los dedos de los pies hacia las rodillas. Viene bien conviene dormir con los pies algo elevados.

La postura para dormir en el embarazo

A medida que la tripa empieza a ser evidente es imposible dormir boca abajo.

A partir del segundo trimestre, no es aconsejable tumbarse boca arriba porque el peso de la tripa puede comprimir las venas del retorno sanguíneo hacia el corazón. El feto recibe menos oxígeno y la embarazada puede sufrir  mareos o bajadas de tensión

Lo mejor es tumbarse de lado, preferiblemente sobre el costado izquierdo, y con una almohada o un cojín entre las piernas que ayudará a mantener recta la columna vertebral.

El consejo de dormir preferiblemente sobre el lado izquierdo se debe a que en el derecho está la vena cava que lleva la sangra al corazón, y al tumbarnos sobre el lado izquierdo evitamos la presión sobre esta vena y se favorece la irrigación sanguínea hacia la placenta.

En el embarazo no se deben tomar pastillas para dormir

En general, los fármacos que se recetan para combatir el insomnio (benzodiacepinas, ansiolíticos, hipnóticos) están contraindicados en el embarazo. Si el insomnio es muy acusado y está pasando factura hay que acudir el médico. Nunca se debe tomar ningún fármaco sin consultar.

Las alternativas naturales, como la valeriana pueden ayudar, pero es mejor tomarla en comprimidos porque las  infusiones puede ocasionar más ganas de hacer pis a media noche.

Una ayuda extra

 

Almohada con forma de U, que ayuda a descansar mejor en el embarazo cuando se está tumbada de lado. Después sirve para colocar al bebé a encima para darle el pecho o el biberón y evitar el dolor de espalda (Vertbaudet, 58 €).

Faja Dream Belt  formada por una parte central de algodón y dos refuerzos laterales de espuma viscoelástica, que ayuda a sujetar la tripa durante el sueño y encontrar una postura más cómoda (Babymoov, 44,95 €).

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies