La baja maternal es demasiado corta. Si hay algo en lo que coincidimos todas las madres es en lo duro que resulta separarse del  bebé con apenas cuatro meses (con 16 semanas ni siquiera los ha cumplido) o un mes o mes y medio más si puedes enlazar la baja maternal con las vacaciones y acumular el permiso de lactancia. Aunque lo ideal es que la madre cuide de su hijo como mínimo durante los seis primeros meses de vida, que es además el tiempo que la OMS y la Asociación Española de Pediatría recomiendan mantener la lactancia materna en exclusiva, no siempre es posible Dicho esto, queda la gran decisión: ¿Con quién dejar al bebé? ¿Abuelos, cuidadora en casa o guardería? La decisión va a depender de tus circunstancias personales y económicas. Antes de tomar una decisión conviene valorar las ventajas e inconvenientes de cada opción

Dejar al bebé con los abuelos

Ventajas

Si los abuelos son jóvenes, tienen ganas y están dispuestos, son una opción muy buena. Le van a cuidar con todo el mimo del mundo, el bebé ya les conoce y tú vas a estar tranquila porque sabes que están en buenas manos.

Inconvenientes

  • Debido a la diferencia generacional, es probable que tengáis diferentes criterios sobre crianza y educación. Para evitar conflictos, es importante explicarles bien vuestras ideas de crianza con mucha mano izquierda y respeto.
  • Hay que negociar y también ser un poco flexible también con algunos temas. Su papel como abuelos es disfrutar de los nietos, no educar (ya nos educaron a nosotros).

 

Dejar al bebé en la guardería

Ventajas

  • En la escuela infantil o guardería, tienes la certeza de que las personas que cuidan de tus hijos son profesionales.
  • La escuela infantil les ayuda establecer rutinas y promueve la autonomía de los niños.
  • Los niños están en contacto con otros niños, y aunque cuando son muy bebés todavía no interactúan mucho, luego lo pasan bien y empiezan a hacer sus primeros amigos.

Inconvenientes

  • La atención es menos personalizada que cuando el niño se queda en casa con un cuidador.
  • Como el sistema inmunológico del bebé todavía se fortaleciendo, al estar en contacto con otros niños hay más posibilidad de que se contagie de enfermedades. Hay que tener un plan alternativo si no puede ir a la guardería.
  •  No siempre puedes decidir sobre la alimentación complementaria de tu bebé. En las guarderías el menú de los bebés suele ser en puré (a medida de las necesidades de cada bebé). Hay que tener en cuenta que dan de comer a varios niños a la vez   Si quieres introducir la alimentación complementaria con el Baby Lead Weaning, lo más probable es que tengas que hacerlo solo en casa y hacer un Baby Lead Weaning mixto:, purés en la guarde e irle dando aprobar comida sólida en casa.

Dejar al bebé con una cuidadora en casa

Ventajas

Algunos padres prefieren dejar al bebé con una cuidadora en casa por cuestiones de logística (horario, atención a otros hijos) o porque prefieren no llevarle a la guardería hasta que tenga más edad.

Ventajas

  • El bebé sigue en su entorno
  • Puedes hablar con la cuidadora en cualquier momento y estar en todo momento informada sobre la evolución del bebé
  • El bebé recibe atención personalizada.
  • Si se pone malito, no tienes que hacer malabares para pensar con quién dejarle.
  • Si hay más niños en la familia, la cuidadora puede llevarles o recogerles del colegio (y en ese rato pasea al bebé) o cuidarles si enferman o un día no hay colegio.

Inconvenientes

  • No siempre es fácil encontrar a alguien de confianza para trabajar en casa. Hay que tener buenas referencias antes de contratarla.
  • Puede haber diferencias de cultura o educación. Es importante dejarle claro  como queréis que cuide y eduque al niño
  •  La cuidadora puede ponerse mala y entonces habrá que buscar rápidamente alguien que cuide del bebé.
  • Llega un momento en el que  el niño le conviene estar con otros  niños, pero siempre puede llevarle al parque o juntarse a jugar con algún vecinito.

Tomes la decisión que tomes, no te sientas mal por ella. Yo llevé a mis dos hijos mayores a la guardería con apenas 16 semanas (no pude alargar la baja con las vacaciones porque son de final de año) y dejé a la pequeña con 5 meses (en este caso sumé las vacaciones a la baja maternal) en casa con una cuidadora. Los tres se han criado igual de bien y son felices, que es lo importante.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mamá vuelve al trabajo, cómo preparar al bebé para la separación

Consejos para comprar ropa de bebé por internet

En qué fijarse al elegir el biberón y la tetina

Truco de madre para dar medicinas a un bebé

Dar el pecho ayuda a recuperar la figura después del embarazo

10 consejos para mantener la lactancia al volver a trabajar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies