Durante las fiestas navideñas aumentan muchos los viajes por carretera. En estas fechas, además de por los consabidos atascos, el viaje en coche puede alargarse más de la cuenta por las condiciones metereológicas adversas (frío, nieve, viento…). Ahora más que nunca, hay que extremar la precauciones al conducir y, también tomar algunas medidas de seguridad, sobre todo si se viaja con niños.

Consejos para viajar con nieve

  1. Conviene añadir un producto anticongelante al líquido limpiaparabrisas para evitar que se congele. Un truco para limpiar los cristales helados en cuestión de segundos es echarles alcohol de quemar y pasar después el limpiacristales.
  2. No es prudente arrancar hasta que la calefacción haya desempañado por completo el parabrisas y haya buena visibilidad.
  3. Conviene llevar una rasqueta para retirar el hielo de los cristales, cadenas por si nieva mucho y son necesarias y unos cables de arranque para la batería, por si acaso (la batería sufre más en invierno).
  4. Aunque haga mucho frío fuera, no conviene vestir a los niños con ropa muy gruesa ni dejarles los abrigos puestos en el coche. Es importante que estén cómodos durante el viaje. Lo ideal es vestirles con tejidos naturales que facilitan la transpiración, como un chándal de algodón. Si tienen frío, es mejor ponerles una mantita por encima del cinturón.
  5. Mientras el coche circule, los niños deben ir en todo momento en sus sillas de seguridad. Nunca se les debe sacar de su asiento con el vehículo en marcha, aunque lloren. Es mejor parar en cuanto sea posible
  6. La calefacción del automó­vil reseca el ambiente y puede irritar la piel. Conviene beber agua a menudo (y ofrecérsela a los niños) y echarse y echarles crema antes de salir de casa.
  7. Por si el viaje se alarga o si hubiera que parar por la nieve, conviene llevar provisiones agua y comida para toda la familia.
  8. Si nieva mucho y hay que parar con la calefacción encendida, es necesario renovar el aire del interior del coche cada poco tiempo abriendo ligeramente las ventanas.
  9. Conviene comprobar que la salida del tubo de escape está libre de nieve para evitar que el hu­mo pase al interior del coche.
  10. Cuando las temperaturas están bajo cero, al aparcar es aconsejable dejar una marcha echada pues el freno de mano podría quedar inmovilizado por el hielo.

Y un consejo extra de seguridad infantil al llegar al destino

Si vamos con niños pequeños a casa de un familiar, al llegar conviene comprobar que la vivienda es segura para los pequeños y, si fuera necesario, proteger el acceso a escaleras o las esquinas de as mesas bajas con las que se podrían hacer daño, etc.

También conviene comprobar que los productos de limpieza o las cápsulas de detergentes para la ropa (que suelen ser de colores muy atractivos) no están en un área accesible para los niños.

¿Dónde colocar la silla del bebé en el coche?

Navidades seguras: primeros auxilios para accidentes domésticos 

El Mindfulness te ayuda a mejorar la relación con tus hijos

8 regalos de Navidad para disfrutar en familia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies