Al elegir el medio de transporte en el embarazo hay que tener en cuenta la distancia que se va a recorrer y el momento del embarazo, pues no es lo mismo viajar en el tercer trimestre de embarazo cuando la tripa puede resultar incómoda o el parto está cerca que en el primer trimestre de embarazo, con la amenaza de las nauseas o el segundo trimestre de embarazo, que suele ser el mejor mes para viajar embarazada

Ventajas e inconvenientes de cada medio de transporte en el embarazo

Tren

Si se puede optar por esta opción, probablemente el medio transporte más cómodo en el embarazo es el tren.

Permite moverse y caminar de vez en cuando, tomar un refrigerio en la cafetería e ir al baño con bastante libertad (en el embarazo aumentan bastante las ganas de hacer pis).

  • En la actualidad los trenes de alta velocidad son una excelente opción.

Coche

Es una buen opción, porque también da bastante libertar para parar e ir al baño.

  • Hay que hacer paradas como mínimo cada dos horas para estirar las piernas, ir al baño y comer algo.
  • Si la embarazada tiene tendencia a marearse, debe consultar con el ginecólogo que puede tomar. En el embarazo no se deben tomar pastillas, chicle, ni jarabes para prevenir el mareo sin consultar con el médico.
  • Es importante llevar bien puesto el cinturón de seguridad. En el embarazo se coloca la cinta inferior por debajo del vientre ajustada al máximo sobre las caderas y la superior entre los pechos, cruzando por encima de uno de los hombros, nunca por encima.

Barco

Los trayectos en barcos pequeños se desaconsejan en el embarazo (especialmente durante el primer trimestre si la embarazada sufre nauseas) porque los barcos pequeños se mueven mucho y el vaivén de las olas aumenta el malestar estomacal.

Sin embargo, es posible que te preguntes si puedes hacer un crucero estando embarazada.

  • En principio, si todo va bien, no suele haber inconvenientes, aunque debes saber que la mayoría de las compañías navieras no admiten a las embarazadas en el tercer trimestre por las complicaciones que pueden aparecer.
  • Es posible que te piden un certificado médico con el tiempo de embarazo, la evolución y la fecha prevista de parto.
  • Si nunca has viajado en barco, puede que el embarazo no sea el mejor momento para empezar, porque, aunque estos barcos se mueven bastante menos que los pequeños, en un momento dado el traqueteo de las olas puede causarte malestar estomacal y nauseas,
  • Si el ginecólogo te da el visto bueno para viajar, procura elegir un buque grande (cuanto más grande, más estable y menos se notan los movimientos), con buena atención médica a bordo, y contrata un seguro médico que cubra los gastos en caso de urgencia, pues el servicio médico del barco suele ser bastante caro

Avión

Antes de la semana 28 de embarazo, las líneas áreas no exigen ninguna autorización a para viajar. Pero, a partir de la semana 28 algunas compañías pueden pedir un certificado médico que especifique las semanas de embarazo en el momento del vuelo, la fecha prevista del parto y que no existen contraindicaciones para viajar en avión.

  • Conviene preguntar hasta qué momento se puede viajar en avión directamente en la compañía  con la que se quiere viajar para no llevarse sorpresas.
  • El Manual Médico de IATA (Asociación de Transporte Aéreo Internacional)  recomienda que las embarazadas no vuelen a partir de la semana 36 de embarazo (32 semanas en embarazo múltiple).
  • En cualquier caso siempre es conveniente comentar la conveniencia de viajar con el ginecólogo que lleva el embarazo.

Algunos consejos si viajas en avión embarazada

  • Comunica que estás embarazada para que te permitan escoger asiento en la cabecera del avión o junto a las puertas de emergencia, que siempre tienen más espacio para poder estirar las piernas que ahora están más expuestas a sufrir varices, calambres, etc,  y poder levantarte con facilidad.
  •  Viste  ropa cómoda (sin elásticos que puedan apretar), zapatos fáciles de poner y quitar y medias que favorezcan la circulación.
  • Toma algo ligero antes de embarcar, y evita consumir lácteos, grasas o café durante el viaje que pueden propiciar la acumulación de gases (recuerda que vas a estar bastante tiempo sentada).
  • Conviene que te hidrates bien por dentro (bebiendo agua y zumos) y por fuera (con crema hidratante). Dentro del avión, la humedad ambiental es más baja de lo normal y puede provocar cierta sequedad en la piel.
  • Como en el coche, el cinturón de seguridad se debe colocar por debajo del vientre, sobre las caderas.
  • Si el desplazamiento es largo, te puede venir bien una almohada para las cervicales.
  • Para prevenir el llamado “síndrome de la clase turista” (problemas circulatorios por estar mucho tiempo sentado), realiza de vez en cuando movimientos de punta talón o giros con los pies, flexiona y estira las piernas en el mismo asiento, etc.
  •  Por la misma razón y para evitar la retención de líquidos e hinchazón, es importante que cambies de posición durante el viaje: si puedes levántate a caminar un poco  cada hora y media en los momentos en los que está permitido

Autobús

El autobús es la opción menos indicada porque limita la libertad de movimientos y, además,  hay que ajustarse a los descansos establecidos.

Vector de Fondo creado por eightonesix

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Depilación en el embarazo: pros y contras de cada método

El desarrollo del feto en el tercer trimestre de embarazo

Autónoma y embarazada: qué ayudas tienes

¿Quieres saber qué deportes se pueden practicar en el embarazo y qué precauciones hay que tener?

Consejos para prevenir dolores de espalda en el embarazo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies