Publicidad

Cuando una persona decide emprender un trabajo por cuenta propia la opción más sencilla es convertirse en trabajador autónomo. Para ello, hay que darse de alta como trabajador autónomo en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social y pagar una cantidad mensual cuota de autónomos que dependerá de la base de cotización que se elija.

Con esta cantidad se cubren las prestaciones de la Seguridad Social a las que pueden tener derecho por diferentes circunstancias durante la vida laboral (maternidad o paternidad,  baja por riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia, enfermedad, accidente) y la pensión de jubilación. También se cotiza para el desempleo en caso de que el negocio no vaya bien y haya que cerrar, pero los requisitos para poder cobrar esta prestación son bastante exigentes.

Publicidad

En todos los casos, cuanto mayor sea la cotización, mayor será la prestación.

Publicidad

Cuánto paga un autónomo

El trabajador autónomo puede elegir la cantidad sobre la que desea cotizar (base de cotización) entre unos mínimos y máximos que marca anualmente el Estado.

Desde el 1 de enero de 2019 hasta el 31 de diciembre de 2019, la base mínima de cotización está en 944,40 euros mensuales y la base máxima de cotización está en 4.070,10 euros mensuales.

Hay algunas limitaciones en el máximo para los trabajadores que con fecha 1 de enero de 2019 tuvieran 47 años o más, las puedes consultar aquí 

Publicidad
Publicidad

La cuota de autónomos se calcula sobre la base de cotización y se paga desde el momento de alta y hasta el momento de la baja. Para no pagar de más, hay que comunicar a la Tesorería General de la Seguridad Social el cese en la actividad dentro de los 3 días naturales siguientes al cese.

Cómo se calcula la cuota de autónomos

Para calcular lo que se paga hay que multiplicar la base de cotización  se multiplica por el tipo de cotización que en 2019 es del 30% (en 2018 era del 29,80%).

Por ejemplo, en el caso de la base mínima:

Publicidad

944,35 euros x 30% da una cuota mensual de autónomo de 283,30 euros/mes.

Este 30% de cotización se distribuye en

  • Contingencias comunes: 28,30%: asistencia sanitaria, prestaciones de la seguridad social (baja por enfermedad, incapacidad, maternidad, paternidad, jubilación).
  • Contingencias profesionales: 0,90 %, 0,46 % para la contingencia de incapacidad temporal y 0,44% para incapacidad permanente, muerte y supervivencia. Las contingencias profesionales cubren la baja por accidente laboral o enfermedad profesionales (en este caso el trabajador cobra la baja desde el primer día y no desde el día 20 como ocurre con la baja médica normal). Hasta 2018 esta parte de la cuota era voluntaria y ahora es obligatoria.
  • Cese de actividad, el 0,70%. Hasta  2018 era opcional y se aplicaba al tipo adicional 2,2%. Desde 2019 es obligatoria.
  • Medidas de formación, orientación profesional y promoción de la actividad emprendedora, el 0,10%.

Ayudas para nuevos autónomos

Los nuevos autónomos o que dejaron de serlo hace más de dos años, y las autónomas  que cesan su actividad por maternidad, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento y tutela y vuelven a realizar una actividad por cuenta propia en los años siguientes al cese, pueden beneficiarse de una tarifa más baja, conocida como tarifa plana que reduce la base mínima de cotización como sigue:

  • Primeros 12 meses: en 2019, el autónomo paga 60 euros de la cuota mínima por contingencias comunes o recibe un 80% de bonificación si decide cotizar por encima de la base mínima de cotización (944,40 euros).
  • Meses 12 al 18: el autónomo paga el 50% de la cuota mínima por contingencias comunes.
  • Meses 18 al 24: el autónomo paga el 70% de la cuota mínima por contingencias comunes durante el siguiente semestre
  • Meses 24 al 36: hay un 30% de bonificación de la cuota mínima por contingencias comunes únicamente para nuevos autónomos menores de 30 años y autónomas menores de 35 años.

La tarifa plana de autónomos incluye las contingencias comunes y profesionales (incapacidad temporal) pero no cubre el cese de actividad y la formación profesional.

En algunas comunidades autónomas, como Andalucía, Madrid y Galicia se han ampliado estas ayudas.

La cuota de autónomos no se paga durante los permisos de maternidad y paternidad ni las bajas por embarazo de riesgo o riesgo durante la lactancia, siempre que duren al menos un mes, en estas situaciones la Seguridad Social bonifica al 100 por cien la cuota.

Tras los cambios legales que entraron en vigor a principios de 2019, en las situaciones de incapacidad temporal la cuota se deja de abonar a partir del segundo mes de baja.

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Más de la mitad de los autónomos no tienen claros sus derechos

Ayudas por hijos con discapacidad

Comparte si te gusta
Publicidad