El próximo sábado, en la madrugada del 27 al 28, tendrá lugar el cambio de hora para adaptarnos al horario de invierno. Tendremos que adelantar los relojes una hora para, es decir a  las 3.00 de la mañana serán las 2.00 en la Península y a las  a las 2.00, la 1.00 (Canarias). Esto supone que tendremos una hora de sueño más, pero también que a partir del día 28 anochecerá más temprano. Personalmente, no me gusta nada este horario que provoca que, en Madrid, se haga de noche a las 18.00 horas.

El cambio de hora dos veces al año es una a medida que se lleva a cabo en toda la Unión Europea con el objetivo de ahorrar energía. En España se hace desde el año 1974, y actualmente está regulado por  la Directiva Europea 2000/84, que unifica los días en los que se producen los cambios de hora en todos los países de la Unión Europea,que son el último domingo de Marzo y el último domingo de Octubre, respectivamente.

Sin embargo, como cada vez más quejas por parte de los ciudadanos por los efectos negativos para la salud y el sueño del cambio de hora, y dado que los últimos estudios realizados apuntan que el ahorro de energía con el cambio de hora es mínimo, la Comisión Europea ha propuesto no seguir regulando el cambio de hora y que, después del cambio a horario de verano (el último domingo de marzo de 2019) cada Estado Miembro elija si sigue  cambiando  la hora y de no hacerlo, con qué horario se queda. Así que es posible que esta sea la última vez que cambiemos al horario de invierno.

El cambio de hora afecta a nuestro ritmo de sueño, sobre todo en los niños

Según explica el doctor Gonzalo Pin, jefe de Pediatría del Hospital Quirón de Valencia y portavoz experto en sueño de la Asociación Española de Pediatría (AEP) , “todas las personas tenemos un reloj biológico interno (que está en el centro del cerebro) que nos indica cuando es la hora de dormir y la hora de despertarnos. Este reloj regula nuestros horarios con ayuda de la luz solar y los estímulos externos, como los horarios de las comidas y la actividad física que realizamos. Cuando cambia el ritmo de la luz externa o el ritmo de las tareas, este reloj interno, que afecta a los niveles de las hormonas y a todo nuestro organismo, se puede desorientar”.

En los bebés, el reloj central interno empieza a funcionar partir de los 5-6 meses de edad, y se regula a través de la lactancia materna, ya que por la noche la leche materna tiene una mayor cantidad de melatonina, la hormona que facilita el sueño.

En los niños, “el reloj biológico  puede tardar en ajustarse varios días, a veces incluso una semana. Esto puede provocar alteraciones en el sueño y el apetito, irritabilidad, problemas de atención e incluso pequeñas alteraciones del ritmo cardiovascular”.

Además, según explica el experto en sueño, el cambio de hora afecta especialmente a los adolescentes, una etapa en la que la calidad y cantidad total de horas de sueño empeora notablemente después del cambio horario ya que “los adolescentes suelen mantener la hora de dormir previa al cambio, lo que supone que duerman menos horas mientras se adaptan al nuevo horario de verano”.

Cómo prevenir y aliviar las consecuencias del cambio horario

Para prevenir que el cambio de hora afecte al sueño y aliviar los problemas que puede ocasionar el cambio en el reloj biológico, la Asociación Española de Pediatría recomienda:

  • Adelantar un poco cada día las actividades rutinarias de juegos, comida y sueño para así hacer una transición más suave.
  • Procurar exponer al niño a la luz natural para estimular la producción de serotonina (un neurotransmisor que ayuda a relajar el organismo).
    La AEP aconseja procurar que el niño reciba luz natural 15 minutos antes de despertarle, que desayune en una habitación muy iluminada, que vaya andando al colegio, etc
  • Evitar que el niño utilice pantallas antes de irse a dormir, pues se ha comprobado las pantallas influyen negativamente en el sueño de los niños.

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Cuánto necesitan dormir los niños según su edad

5 claves para mejorar el sueño del bebé

Cómo ayudarles a dormir la siesta

Ayudas por hijos con discapacidad

Cómo actuar si tu hijo se hace pis en la cama

Falsos mitos sobre los piojos

Cómo distinguir pesadillas y terrores nocturnos y cómo actuar en cada caso

Ayudas para familias monoparentales