En los días que siguen al parto muchas madres, sobre todo las primerizas, sufren una pequeña depresión, a causa del bajón hormonal y los cambios que ocasiona la llegada del bebé. Aunque esta  tristeza posparto es diferente de la verdadera depresión posparto que se prolonga en el tiempo y requiere tratamiento psicólogico y afortunadamente afecta a muchas menos mujeres, es habitual que se denomine incorrectamente depresión posparto a la tristeza posparto temporal. De ahí las comillas en el título Prevenir la “depresión posparto”.

Los días que siguen al parto y en general el primer mes de vida del bebé son bastante caóticos: el bebé no tiene horarios, la madre está agotada tras el esfuerzo del parto y cansada por la falta de sueño, inexperiencia, visitas continuas, etc.

Los cambios de humor hormonales después del parto no se pueden evitar, pero el abatimiento que sienten muchas madres recientes cuando llegan a casa, sí se pueden prevenir, o al menos aliviar, teniendo expectativas realistas sobre lo que significa cuidar de un recién nacido: al principio el bebé absorberá la mayor parte de tu tiempo, no te dejará dormir y estarás cansada, así que tendrás que cuidarte tanto como en el embarazo.

No te agobies, algunas madres no lo viven así, además partir del segundo parto suele resultar mucho más fácil (y si hay un tercero, va todo rodado…) y, en cualquier caso, es una etapa corta y pasajera que se compensa con el amor que te da tu bebé.

Ideas para prevenir la tristeza posparto

Para estar mejor preparada para todos los cambios que supone tener un bebé:

1. Haz un curso de preparación a la maternidad

Cuando la embarazada sabe qué puede ocurrir después del parto asume mejor a los cambios de ánimo. En los cursos de preparación a la maternidad, la matrona explica todos los cambios físicos y psíquicos que se producen en el embarazo y en el posparto.

2. Establece prioridades

Por  primera vez  en su vida, muchas mujeres sienten que ya no pueden con todo. Así que hay que priorizar, dejar cosas sin hacer y hacer el resto cómo se pueda.

El recién nacido no sigue un ritmo, al principio muchos bebés ni siquiera distinguen día y noche, y ahora lo primero es satisfacer sus necesidades y establecer la lactancia materna. La ducha, la casa, las visitas, las compras, las respuestas a todos los mensajes y felicitaciones… pueden esperar. Poco a poco te irás organizando mejor.

3. No pretendas hacerlo todo bien

Es imposible hacer todo bien, y más ahora que el recién nacido reclama la mayor parte de tu tiempo. Si te empeñas, acabarás tan agobiada que terminarás por no poder hacer nada.

No te compares con otras madres que parecen hacerlo todo fenomenal, no es real. Tú eres única para tu hijo y eres la madre que él necesita.

Todos los padres cometeos fallos y tú no vas a ser una excepción. Estás aprendiendo a ser madre y todo es nuevo. Tu hijo necesita una madre tranquila y feliz, no perfecta

4. Descansa en cuanto puedas

La falta de sueño agota. Si no puedes dormir cuando lo hace tu bebé, intenta al menos descansar un poco o hacer algo que te relaje, en lugar de aprovechar ese tiempo libre para hacer cosas de casa o ordenar papeles.

Los recién nacidos lloran menos cuando sus madres están relajadas. Y está comprobado que las madres que son capaces de recuperar el sueño perdido tienen menos riesgo de sufrir altibajos anímicos e incluso depresión.

5. Pide ayuda y comparte los cuidados del bebé

Tú sola no puedes hacer todo. Con el permiso de paternidad  el padre puede participar plenamente en el cuidado del bebé desde el primer día. Aunque no coja al bebé con la misma soltura que tú, o le coloque el pañal más holgado de la cuenta, lo hace con el mismo amor que tú y enseguida aprenderá.  Déjale hacer y no pretendas hacerte la fuerza, tienes que recuperarte del parto y necesitas ayuda. No tengas reparo en pedir que te echen una mano.

6. Si es necesario, limita las visitas.

Vienen a casa con la mejor de las intenciones, están deseando conocer al bebé y felicitar a los padres. Pero las visitas alteran la lactancia y pueden resultar agotadoras y ruidosas y terminan por alterar al recién nacido y entorpecer las tomas. Hasta que coja el tranquillo, la madre puede sentirse más cómoda dando el pecho  en privado y hay que respetarlo.

7. Tiempo solo para ti (sin sentir culpa)

En cuanto te encuentres un poco mejor, es aconsejable que busques hueco en el día para hacer algo que te guste o para compartir un rato con amigas. Por ejemplo. puedes salir a comprarte algo de ropa nueva (es probable que todavía no te valga  la de antes del embarazo y la que utilizabas hasta hace poco te quede enorme).

Si no quieres separarte del bebé, puedes apuntarte a un grupo de madres de posparto (en los centros de salud suele haber clases de recuperación posparto y masajes para el bebé) o a una actividad deportiva en la que se admitan niños como el Pilates con bebés.

El ejercicio libera endorfinas (tranquilizantes naturales del organismo).

Además, en estos cursos puedes conocer a otras madres recientes, ellas mejor que nadie entenderán cómo te sientas. Ante todo, evita quedarte en casa en pijama o chandall.

8. Habla de lo que sientes

Comparte tus miedos con tu pareja, tu madre (ella también tuvo que cuidar de un recién nacido), tus hermanas o amigas. Es cierto que ser madre es una experiencia maravillosa, pero hay etapas. La visión idealizada de la maternidad que existe  en nuestra sociedad, a veces impide que muchas mujeres se atrevan a expresar sus sentimientos con sinceridad.

9.  Come bien

No es momento de pensar en perder los kilos que has ganado en el embarazo. Con el parto, sobre todo si ha sido por cesárea se suele perder mucha sangre, y en el posparto es habitual sufrir anemia. La anemia provoca cansancio y el cansancio aumenta el riesgo de sufrir alteraciones psicológicas y también depresión posparto. Además, la lactancia materna supone un importante desgaste físico. La lactancia materna ayuda a adelgazar.

10. Fuera sentimientos de culpa

Es normal que te sientas abrumada y angustiada a veces y te preguntes cómo puedes estar triste ahora que deberías ser tan feliz… Ya sabes que parte de la culpa es de las hormonas del posparto y el cansancio y la incertidumbre ante todos los cambios que se han producido de golpe. No te sientas culpable por ello. Los primeros meses del bebé son bonitos, pero también pueden ser difíciles. Afortunadamente, duran poco y lo mejor está por venir.

Date tiempo , aunque no lo creas esta etapa de estrés y miedos pasará y disfrutaras mucho de tu bebé. Tener a tu hijo, es lo mejor has podido hacer en tu vida.

Photo by Krisztina.Konczos

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

2 Comentarios

  1. Bibiana

    Consejos ideales y una información muy práctica para atajar y comprender mejor este fenómeno que cada día es más visible.
    Muchas gracias por esta magnífica contribución.
    Un abrazo Marta!

    Responder
    • Mujer y MADRE hoy

      Gracias! , la llegada de un hijo, por mucho que lo deseemos, es un cambio tan tremendo que es importante estar lo más preparados posible

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

¿Tristeza o depresión posparto? Claves para diferenciarlas.

Papeles del bebé: trámites cuando nace un hijo 

Cómo evoluciona la vista del bebé

5 claves para mejorar el sueño del bebé

Consejos para viajar en coche con un bebé

Los padres también sufren depresión posparto

Cómo elaborar un plan de parto

10 pasos de la OMS para una lactancia materna exitosa

Si duermes con tu bebé, toma precauciones: cómo hacer un colecho seguro

Consejos para los primeros días de lactancia materna

El Hospital Clinic abre un hospital de día para tratar la depresión posparto

¿Se te cae el pelo en el posparto? Es normal

El Hospital Sureste, de Madrid, tiene un programa para prevenir la depresión posparto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies