Nos guste o no, los niños empiezan a usar cada vez más pronto internet porque viven rodeados de móviles, tabletas, portátiles…

La presión del entorno es tan fuerte que, aunque quieras retrasar el acceso lo máximo posible, es difícil evitarlo. Las pantallas se han colado en nuestras vidas y las de nuestros hijos, tanto que la OMS ha tenido que indicar las horas máximas de uso para los menores de 5 años, por los efectos negativos que las pantallas pueden tener en el sueño  y la actividad física de los más pequeños.

Recientemente, han salido a la luz los resultados de un preocupante informe que a más de un padre-madre nos ha puesto los pelos de punta. Según el estudio «Nueva pornografía y cambios en las relaciones interpersonales», realizado por la  Red Jóvenes e Inclusión Social y la Universidad de las Islas Baleares, al menos uno de cada cuatro varones se ha iniciado en el consumo de contenidos pornográficos en internet antes de los 13 años y, lo más alarmante, la edad media de acceso al porno por primera vez, se ha adelantado a los 8 años por el fácil acceso a la tecnología móvil.

Ante este panorama, es fundamental usar herramientas para proteger a los niños en internet y evitar que accedan a contenido inapropiado para su edad.

 

¿Qué podemos hacer para proteger a los niños en internet?

Hoy en día, con la cantidad de dispositivos que los niños tienen a su alcance, cada vez parece más complicado vigilar que navegan por páginas seguras. Lo ideal es acompañarles cuando usan internet, ya sea para buscar información para los trabajos del cole, jugar en línea con sus amigos, ver vídeos o bajarse música, pero, seamos realistas: no siempre podemos estar vigilando todo lo que hacen.

Así que lo más práctico es instalar alguna herramienta para limitar el uso de internet y controlar a qué páginas pueden acceder y durante cuánto tiempo, porque, ojo, según los últimos datos del Estudio ESTUDES (2016-2017), elaborado por el Plan Nacional sobre Drogas, un 21% de los niños en edad escolar hace un uso compulsivo de internet.

Con mi hijo mediano utilicé durante unos años una aplicación de control parental (en el móvil y en su portátil) de la que os hablo más adelante, pero ahora, que todo va tan deprisa, con la pequeña me siento un poco desbordada… Con apenas 10 años, utiliza mi móvil para hablar con las amigas del verano por Whastapp, mi tablet para jugar con  los compañeros de clase y un portátil antiguo para ver vídeos en YouTube y bajarse canciones… demasiados frentes abiertos. Aunque intentamos que use internet siempre cerca de nosotros, tampoco podemos estar mirando lo que hace a cada rato.

Ha llegado el momento de proteger todos los dispositivos que usa.

 

Medidas para evitar que los niños vean porno o contenido inapropiado

Hay varias cosas que se pueden hacer para evitar que vean contenido inadecuado, cuantas más mejor (no son incompatibles entre sí).

 

1 Activar el modo de búsqueda segura en el navegador

En este enlace de Google puedes bloquear «resultados explícitos» en Google con SafeSearch. Al poner este filtro, excluyes de los resultados de búsqueda imágenes inadecuadas o explícitas

La búsqueda segura se puede utilizar también en el navegador del móvil y el tablet. Si usas la misma cuenta de Google en diferentes dispositivos, en principio al activar la búsqueda segura en uno debería activarse en todos.

Es importante comprobar que la búsqueda segura se activa en el móvil porque es e dispositivo que más pronto usan los niños.

 

2. Filtrar los vídeos que pueden ver en YouTube

Tarde o temprano, los niños aterrizan en YouTube para ver vídeos de  los youTubers famosos de los que les han hablado sus amigos o para buscar los vídeos de la música del momento.

Hay una opción llamada modo restringido para impedir los vídeos que pueden tener contenido inapropiado, aunque como ocurre con la búsqueda seguro, el filtro no es exacto al cien por cien. Pero en la mayoría de los casos funciona y activarlo es muy sencillo. Solo hay que entrar en la web de YouTube, hacer clic en el icono de la cuenta (que aparece arriba a la derecha) y marcar en el menú la opción modo restringido (que aparece abajo del todo).

 

3. Usar una herramienta que limite el uso a determinadas app

Yo he utilizado esta:

Kids place

Es una aplicación gratuita, útil para dejar a tu hijo tu móvil o tablet, de forma que solo pueda acceder a determinados juegos y aplicaciones seguras que tú eliges.

Yo la instalé hace tiempo en mi tablet, para poder dejárselo a mi hija.

No solo es útil para que no acceda a determinado contenido, además impide que los niños accidentalmente descarguen aplicaciones, llamen por teléfono o borren datos del teléfono o el tablet.

Una vez que la instalas, incluyes las aplicaciones que tu hijo puede usar. Yo por ejemplo, instalé YouTubekids, que solo muestra vídeos dirigidos a los niños.

Si el niño intenta salir de la aplicación, tiene que teclear una contraseña (puedes ponerte una pista para recordarla, lo cual viene muy bien, con tantas contraseñas que manejamos hoy en día).

4. Instalar una herramienta de control parental

Aunque con la búsqueda segura limitas el acceso a contenidos no adecuados, para mayor seguridad los expertos recomiendan instalar en los dispositivos que usan alguna herramienta de control parental que controle y limite la actividad del menor en internet.

En la web de la iniciativa Internet Segura for kids (IS4K) del Instituto Nacional de Ciberseguridad hay un catálogo de herramientas de control parental gratuitas.
Por si te interesa, IS4K junto con la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes y el Instituto Nacional de Ciberseguridad, ha publicado una guía para el uso seguro de los juguetes que se conectan a internet  (para ayudar a que los niños y adolescentes se puedan divertir con los juguetes tecnológicos sin riesgos que supone el acceso a internet.

Yo he testado estas 2 herramientas:

 

Qustodio

Al principio del artículo os comentaba que durante unos años he utilizado una herramienta para limitar y controlar el acceso de mi hijo mediano al móvil y la tablet. Esa herramienta es Qustodio. La descubrí cuando mi hijo tuvo su primer móvil (con 12 años) y la hemos utilizado con él hasta poco, que cumplió 16. También se la he recomendado a muchos amigos. Ahora la acabo de rescatar para proteger el portátil que le dejamos a su hermana.

Con la versión free (gratuita) puedes proteger un usuario y un dispositivo. Para ello tienes que registrarte primero, poner nombre y edad del niño y después, instalar la aplicación en el dispositivo que vas a proteger. Luego, a través de la app o de  internet (en el portal de protección familiar de Qustodio)  puedes comprobar en qué páginas navega y saber a qué redes se conecta , y también establecer reglas de uso, como bloquear contenido inapropiado (puedes poner tus propios filtros: porno, apuestas, violencia) o el acceso a sitios que no pueden ser categorizados. Además, puedes limitar el uso en determinados días y horas para prevenir la adicción a internet pues por ejemplo se ha visto que el uso inadecuado de pantallas y la exposición a su luz antes de dormir pueden alterar el sueño.

  • Si lo deseas, para no tener que estar entrando a mirar qué páginas ha visitado el niño, puedes recibir por correo un informe diario o semanal de la actividad en el dispositivo protegido.

La aplicación funciona para Android, Windows, iOS, Kindle y Mac y tiene una versión Premium (de pago) muy completa en diferentes versiones (con cobertura para 5, 10 y 15 dispositivos), que aumenta notablemente la protección con el seguimiento y bloqueo de llamadas (te muestra con quién habla tu hijo y durante cuánto tiempo), opción de bloqueo de juegos y apps, seguimiento de geolocalización, seguimiento en facebook  e informes ampliados. Yo usé el premium durante un tiempo y va muy bien. Aquí puedes ver lo que te ofrecen los diferentes planes premium.

SecureKids

Securekids es una app  para Android con geolocalización, que también permite bloquear páginas y aplicaciones. Con la versión free se puede proteger un dispositivo, pero también hay versiones de pago que permiten proteger varios dispositivos, bloquear llamadas desconocidas o limitar el tiempo en las app .

Yo he instalado la versión gratuita en la tablet, para ver cómo funciona y así de paso aumentar la protección cuando mi hija usa YouTube, ya que ahora que le gusta tanto ver vídeos de música en internet, YouTube kids  se nos ha quedado un poco pequeño. De momento parece que va bien, pero tengo que testarla más tiempo.

 

5. Enseñarles a usar las redes ( y dar ejemplo)

Tarde o temprano, los pre-adolescentes quieren  participar en las redes: WhatssApp, Tik tok, Snapchat, Instagram… Como cada vez empiezan antes, es habitual que al principio lo hagan en nuestro móvil. Cuando son pequeños no les importa que veamos lo que comparten ellos y sus amigos, pero, luego llega un momento en que se vuelven muy celosos de su intimidad.

Por eso es importante explicarles cuanto antes que hay ciertas cosas que no se deben compartir en las redes y eso empieza por dar ejemplo ( por ejemplo, los adultos también debemos tomar precauciones al compartir imágenes en las redes)  y también hacerles entender que si detectan algún caso de acoso en las redes es importante que se lo cuenten a una persona adulta de su confianza para poder pararlo cuanto antes, porque el niño acosado está sufriendo. Puedes ampliar información en este artículo sobre cómo proteger a los niños en las redes sociales.

Y tú, ¿utilizas alguna herramienta o app de control parental? Si es así te invito a compartir tu experiencia en los comentarios. ¡Gracias!

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Al buscar ofertas de viajes en internet, borra las cookies

Guía de ayudas sociales para las familias 2019

No y punto: un libro gratuito para concienciar a los adolescentes de que fumar no mola

Comparte si te gusta