Tanto si el bebé toma biberón desde recién nacido como si empieza a hacerlo más adelante, cuando la madre vuelve a trabajar  ya sea para dar al bebé la leche materna que se saca para mantener la lactancia materna exclusiva  o leche adaptada en caso de que decida iniciar la lactancia mixta o el destete, elegir el biberón y, sobre todo, la tetina, no es fácil, porque hay tanta variedad para escoger…

De hecho, incluso es posible que tengas que probar varias tetinas hasta dar con la que más le guste a tu bebé. Tu pediatra también te puede aconsejar.

Cuando el bebé se alimenta exclusivamente de leche de fórmula, es aconsejable tener un mínimo de seis biberones, preferentemente de tamaño mediano y grande. Como el pecho, el biberón se da a demanda, cuando el niño lo pide.

¿Biberón de cristal o plástico?

Ambos materiales son seguros. Lo más  importante es que es que el biberón sea lo suficiente transparente y que se vean bien las marcas de los milímetros para poder valorar la cantidad, el color y la textura (si hay grumos o no) de la leche. También es importante que sea fácil de limpiar por dentro (por esta razón, suelen ser más cómodos los biberones de boca ancha).

Biberón de plástico o polipropileno

Mantiene más tiempo el calor, es más ligero y no se rompe, pero se pone más feo que el cristal (se va empañando con el uso). Desde junio de 2011 está prohibido utilizar en su fabricación Bisfenol A (BPA), una sustancia química que puede tener efectos perjudiciales en el bebé.

Biberon de cristal

El cristal suele conservarse mejor porque no absorbe los sabores ni los olores de los alimentos. pero es más pesado y se rompe más fácilmente.

La forma del biberón

Hay biberones con la forma clásica recta, de boca ancha o normal, biberones ergonómicos (ojo, si son muy estrechos pueden resultar más difíciles de limpiar) para que el bebé los sujete con mayor facilidad, -algunos incluso llevan asas- y biberones con forma curva para reducir la cantidad de aire que traga el bebé durante la toma (biberones anticólicos y antirreflujo). La elección de uno u otro depende de  las necesidades del bebé y de los gustos personales.

La tetina

La tetina es fundamental para que la toma del biberón funcione. Es esencial que el niño esté cómodo con ella. Como comentaba al principio, es posible que haya probar varias tetinas hasta dar con la que más le guste.

Publicidad

1. La forma de la tetina

Las tetinas pueden ser clásicas, con forma redonda, o anatómicas, que imitan al pezón materno y tienen la punta plana que se aplasta ligeramente en el momento de la succión. También hay tetinas para bebés con necesidades especiales, como los prematuros, para facilitarles la succión.

2. El material de la tetina

Dependiendo del material, las tetinas pueden ser:

Tetinas de caucho o látex (en color marrón)

Son blandas y flexibles. Hay que cambiarlas con más frecuencia porque se estropean antes, absorben los olores y sabores y con el uso se quedan pegajosas. Sin embargo, suelen gustar más a los bebés porque su tacto es muy suave.

Tetinas de silicona (transparentes)

La silicona es un material sintético, mucho más resistente  e higiénico pero menos flexible. No se rompe, pero hay que cambiar las tetinas cuando se empiezan a poner amarillas.

3. El agujero de la tetina

Es importante elegir una tetina adecuada para los meses del niño y para su forma de comer (si es un bebé tragón o un bebé tranquilo que prefiere succionar despacio). Si el agujero es demasiado grande, podría atragantarse y si es muy pequeño desesperarse comiendo.

Hay tetinas de flujo lento con un solo agujero (para recién nacido) o con dos agujeros ( a partir del segundo mes), de flujo medio a partir de tercer mes y de flujo rápido, a partir de los seis meses.

También hay tetinas con una ranura en lugar de un agujero para líquidos más espesos (papillas o zumos).

Además, existen tetinas  de flujo variable que se pueden ajustar a flujo lento, medio y rápido girando el biberón, lo que hace que su abertura sea mayor o menor según se coloque el biberón en una posición o en otra.

En realidad, es el bebé quien marca cuando cambiar de una tetina a otra. Los más glotones querrán pronto una tetina que fluya más rápidamente y los tranquilos preferirán una tetina que fluya más lentamente.

Cómo preparar y limpiar el biberón
Cómo dar el biberón para fomentar el vínculo con el bebé
Un truco de madre para dar medicinas al bebé que funciona
El Colegio de Matronas de Reino Unido pide respeto para las madres que no dan el pecho

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad