Según datos de la OMS, todos los días, hay más de 1 millón de casos nuevos de enfermedades de transmisión sexual (ETS) curables entre personas de 15 a 49 años. Además alerta que se observa una falta de progreso en detener la propagación de infecciones de transmisión sexual en todo el mundo.

En concreto, según el Boletín de la Organización Mundial de la Salud , en 2016, hubo 127 millones de nuevos casos de clamidia, 87 millones casos de gonorrea, 6,3 millones casos de sífilis y 156 millones casos de tricomoniasis,  entre los hombres y mujeres de 15 a 49 años de edad.

La tricomoniasis (o «tric») es la ETS curable más común a nivel mundial. Está causada por la infección transmitida por un parásito durante las relaciones sexuales. La clamidia, la sífilis y la gonorrea son infecciones bacterianas.

Aumento de las ETS en los jóvenes españoles

En España, también ha aumentado la preocupación por las ETS  En los últimos años se ha producido un aumento continuado en la tasa de infecciones por gonorrea (la población más afectada está entre los 20 y 24 años), sífilis y clamidia.

  • La infección por gonorrea alcanza la tasa más elevada, 78,1 por 100.000 habitantes, en población de entre 20 y 24 años. Las tasas más elevadas se registran en hombres.
  • En la infección por clamidia, las tasas más altas también se dieron entre los 20 y 24 años pero más en mujeres que en hombres.

Estas ETS pueden tener efectos crónicos y graves para la salud de adultos y niños en todo el mundo si no se tratan, como enfermedades neurológicas y cardiovasculares, infertilidad, embarazo ectópico, muerte fetal y mayor riesgo de VIH.

La clamidia y la gonorrea son causas importantes de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) e infertilidad en las mujeres. 

La transmisión de estas enfermedades durante el embarazo puede tener consecuencias graves para los bebés, como muerte fetal, muerte neonatal, bajo peso y prematuridad, sepsis, ceguera, neumonía y deformidades congénitas.

La mejor prevención: el preservativo siempre.

Además, en España se ha observado que el uso del preservativo ha descendido entre los 15 y 18 años, por la baja percepción del riesgo que tienen los adolescentes y jóvenes, lo que les convierte en un grupo especialmente vulnerable a la infección por el VIH y otras infecciones de transmisión sexual. 

Por todo ello, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social inicia hoy la campaña de prevención frente a las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) con el lema «Prevenir las Infecciones de Transmisión Sexual está en tus manos. No te compliques” que ilustra este artículo.

El objetivo es que los jóvenes usen siempre el preservativo en sus relaciones sexuales, en cualquier situación y circunstancia.

No se ha progresado en detener la propagación de las ETS

En comparación con los anteriores  datos de la OMS publicados correspondientes al año 2012, no ha habido una disminución sustancial en las tasas de enfermedades de transmisión sexual nuevas o existentes. Es decir no se ha progresado en detener la propagación de ETS.

En promedio, aproximadamente 1 de cada 25 personas en todo el mundo tiene al menos una de estas ETS, según las últimas cifras, y algunas de ellas experimentan múltiples infecciones al mismo tiempo.

Prevenir y tratar las enfermedades de transmisión sexual

Las ETS se propagan principalmente a través del contacto sexual sin protección, incluido el sexo vaginal, anal y oral. Algunas, como la clamidia, la gonorrea y la sífilis, también pueden transmitirse durante el embarazo y el parto y la sífilis, también a través del contacto con sangre o productos sanguíneos infectados y el uso de drogas inyectables.

Las ETS se pueden prevenir con prácticas sexuales seguras, con uso correcto y constante del preservativo para lo que es necesaria una buena educación de salud sexual.

Todas las ETS bacterianas se pueden tratar y curar con medicamentos, aunque el rápido aumento de la resistencia antimicrobiana a los tratamientos de gonorrea puede terminar por ocasionar  que la enfermedad sea imposible de tratar.

Entre los síntomas de una ETS están las genitales, secreciones uretrales o vaginales, dolor al orinar y, en mujeres, sangrado entre períodos. Sin embargo, en muchos casos no hay síntomas, y las personas pueden no saber que tienen una ETS.

Por eso, la OMS insiste en la necesidad de alentar a las personas que son sexualmente activas a hacerse pruebas para detectar ETS, también en el embarazo.

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Web que resuelve dudas sobre sexo

Ayudas por hijos con discapacidad

Comparte si te gusta