Publicidad

El inicio de la lactancia cuando el parto es por cesárea suele ser más difícil que tras un parto vaginal. Aunque cada vez más hospitales propician el inicio de la lactancia en el quirófano,  es posible que la primera toma se retrase y, además, a consecuencia de la herida de la cesárea es habitual que la madre no adopte una buena postura. Yo que he pasado por tres cesáreas  te cuento las mejores posturas para dar el pecho tras una cesárea.

La lactancia se puede iniciar en la primera hora de vida del recién nacido, incluso en una cesárea. Es lo ideal porque los bebés nacen despiertos y dispuestos a mamar y un poco después entran en una fase de letargo y les cuesta más.

Si te han separado de tu bebé nada más nacer (todavía en muchos hospitales se sigue dejando a la madre en una sala de observación durante las primeras horas después de la cesárea), ponle al pecho en cuanto sea posible, si es posible en contacto piel con piel (desnudito).

Publicidad


Lo más probable es que, por el efecto de la anestesia, tengas que hacer las primeras tomas tumbada o recostada. Una vez que puedas incorporarte podrás dar de mamar en otras posturas: la clásica de cuna, protegiendo tu abdomen con un almohadón, y la postura del balón de rugby (mi favorita durante el primer mes).

Posturas para dar el pecho tras una cesárea

Para que la lactancia vaya bien es importante que tanto la madre como el bebé estén a gusto. Durante la primeras semanas de recuperación de la cesárea, es importante colocar al bebé de forma que no se rocen los puntos de la herida.

La postura clásica de cuna, en la que el bebé descasa sobre el regazo de la madre puede resultar complicada ya que el bebé puede golpear con sus piececitos la herida. Para evitar que el recién nacido se apoye directamente en la herida, se puede utilizar un cojín de lactancia o una almohada que además sirve para acercar al bebé al pecho para que se enganche bien (la boca debe quedar muy abierta y la cara bien pegadita al pecho).

Publicidad


Con mi primer hijo, que nació en una cesárea de urgencia con anestesia general, lo pasé un poco mal al principio: tardé en ponerle al pecho, no se enganchaba bien y no veía la forma de colocarle, hasta que una persona que vino a visitarme  me aconsejó colocarlo sobre una almohada. Cuando nació el segundo, me prestaron un cojín de lactancia, que me resultó muy práctico para adoptar otras posturas, como la del «balón de rugby» que además es estupenda para vaciar bien el pecho. Volví a recurrir a él cuando nació mi hija.

La postura del balón de rugby
Ya he dicho que es mi favorita para los primeras semanas después de la cesárea. Esta postura, que yo pienso que no se le ocurriría a ninguna madre si no te la cuentan antes, evita cualquier roce del bebé en la herida, pero lo mejor es que ayuda a vaciar bien el pecho y por lo tanto a prevenir las temidas ingurgitaciones y mastitis.

Eso sí no se puede practicar en cualquier sitio (necesitas una superficie amplia, como un sofá). Tienes tumbar al bebé a tu lado, tumbado boca arriba bajo el brazo del lado del que le vas a dar el pecho. Al principio, para que llegue bien sin tener que forzar tú la espalda (que debe estar recta para prevenir molestias ) tendrás que tumbarlo sobre un cojín o la almohada de lactancia.

Por las noches lo más cómodo es dar el pecho tumbada, de lado. Para no tener que girarte mucho, que con los puntos cuesta, puedes dar de mamar al bebé del pecho que queda más arriba colocando debajo del bebé un almohadón amplio que le eleve a la altura del pezón.

En este video puedes ver cómo se da el pecho en la posición «balón de rugby»

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

4 claves para mejorar la producción de leche materna

Ayudas para padres recientes

Beneficios de la lactancia marterna en la madre y el bebé

10 pasos de la OMS para la lactancia materna exitosa

¿Piel con piel en una cesárea? Sí, es posible

Consejos para bañar al recién nacido

Comparte si te gusta