Todos los veranos nos estremecemos con las tristes noticias de que un niño pequeño ha aparecido ahogado en una piscina. Y es que un despiste de segundos con un niño pequeño que no es consciente del peligro, puede ser fatal.

Según datos manejados por la Asociación Española de Pediatría (AEP) el 13% de las principales causas de mortalidad infantil por lesiones en niños de entre 0 y 14 años

Los ahogamientos en menores de 5 años se producen sobre todo en las piscinas particulares o de comunidades privadas. Laspiscinas públicas son más seguras que las privadas, aunque estén más masificadas, ya que siempre están vigiladas por un socorrista, cosa que no ocurre en las particulares y las comunidades pequeñas.

Los niños se mueven con mucha agilidad y  pueden escapar de la supervisión del adulto fácilmente. El problema, es que no reconocen las situaciones de peligro y todavía  no tienen destreza dentro del agua en caso de que se caigan dentro de ella

Prevenir ahogamientos

Para prevenir accidentes dentro del agua, la la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda:

  •  No perder de vista a los niños mientras estén en el agua o jugando
  • No dejar juguetes ni objetos que llamen la atención de los niños cerca de la piscina
  •  Vallar el perímetro completo de la piscina. Se ha demostrado puede reducir en un 95% las muertes por ahogamiento en menores de 5 años
  • Los niños que no sepan nadar o tengan alguna discapacidad, deberían llevar un chaleco salvavidas siempre que se bañen o estén cerca del agua.
  • Los pediatras desaconsejan sin embargo, los flotadores hinchables y manguitos, porque generan una sensación de falsa seguridad.
  •  Incluso si se trata de niños más mayorcitos que ya saben nadar, un adulto con experiencia, o el socorrista, debe vigilarlos sin perderlos de vista, evitando situaciones que puedan distraerle como hablar por el móvil.

Hay estudios que afirman que iniciar las clases entre los 1 y 4 años disminuye la tasa de ahogamientos. Sin embargo, los expertos indican que las clases de natación en los niños pequeños no proporciona una protección completa, por lo cual es necesario mantener una supervisión continua porque pierden el miedo al agua, pero todavía no saben salvarse en caso de que caigan al agua.

Cómo actuar ante un posible ahogamiento

Cuando una persona se está ahogando los segundos cuentan. Es esencial retirar rápidamente del agua a la persona que se está ahogando para iniciar las maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) .

Ante un caso de posible ahogamiento, la AEP recomienda seguir la conducta P.A.S (Proteger, alertar y socorrer)

  1.  Proteger a la víctima llevándole a un lugar seguro
  2. Alertar a los Servicios de Emergencia; y socorrer a los heridos.
  3.   Iniciar maniobras de RCP si se precisa

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies